Mundo Oculto

El sol padre y la luna madre


El planeta tierra y todo lo que contiene físicamente depende del sol y su ayudante la luna, que incide en las mareas, la agricultura, la reproducción y las emociones. Desde la antigüedad, una de las primeras formas de acercarse a la realidad y a los acontecimientos humanos ha sido la astrología, la cual debemos verla como fuente de información y ayuda para reorientar nuestra personalidad y visión de futuro y no como algo mágico, esotérico y pecaminoso.
El sol
El sol es el centro de nuestro sistema planetario y todos los otros planetas en forma elíptica también hacen sus órbitas. Se encuentra, aproximadamente a 150 millones de kilómetros de la Tierra, por eso se ve pequeño, pero es en realidad enorme, pues tiene un diámetro de 1.39 millones de kilómetros y es 700 veces mucho más grande que todos los planetas juntos.
Un principio naturista dice que lo que es en lo macro es en lo micro, por tanto el sol constituye nuestro yo profundo, nuestro centro y revela las cualidades de nuestra conciencia. En nuestra carta astrológica, según el signo zodiacal donde está el sol, así pinta nuestra personalidad. El sol tiene energía Yang y es masculino, es la fuerza el “yo soy”. Psicológicamente es más activo en la adolescencia, por eso el adolescente y el joven es mucho más fogoso. Su metal es el oro y su planeta Leo.
Representa el ego, aquello con lo que nos identificamos. El sol junto a Marte reflejan la voluntad. Un sol en cuadratura con Saturno, son personas que tendrán problemas con la autoridad, astrológicamente hablando. El sol también representa la imagen paterna y cómo esté situado en la carta astral, así son las relaciones entre usted y su padre.
En síntesis, dice Sue Tompkins: “El sol es nuestro sentido de identidad, aquello que consideramos importante, aquello de lo cual nos sentimos orgullosos, aquello que acapara nuestra atención. Vitalidad. Importancia. Orgullo. Iluminación. Reconocimiento. Nuestra voluntad y metas futuras. Por medio de su carta astral puede conocer cuál es su sol.
La luna
La luna se mueve alrededor de la Tierra a una distancia de 380 mil kilómetros y tiene un diámetro de 1,738 Km. Es un cuatro el tamaño de la Tierra y refleja los rayos del sol. El ciclo lunar tarde 28 días y medio, coincidiendo con el ciclo femenino. La fase de la luna y la fecha de nacimiento tienen mucha importancia para interpretar la personalidad de uno. Así, los que nacen en luna nueva tienen alta capacidad de concentración, pero son subjetivos y emotivos. Los que nacen en luna llena son extrovertidos, objetivos y tienen conciencia clara.
La luna representa a la madre y es Yin. Su actuar se relaciona con el inconsciente y su etapa más significativa se da en la infancia. Su metal es la plata y su planeta Cáncer. Representa la variabilidad del carácter, pues cada 2 días y medio cambia de signo zodiacal. La luna es la protección, se dice que de adulto siempre llevamos la condición de niño por dentro y eso se lo debemos a la luna. La luna con el fondo de cielo y nuestro regente, señalan de dónde venimos, nuestra herencia, nuestras vidas pasadas. Describe, también, nuestro hogar, nuestras preferencias.
Tanto la luna como el sol han sido en las mitologías, cosmogonías, religiones, etc., fuente de inspiración en todo sentido. La luna es el hogar, las comidas, es también nuestra capacidad de adaptación.
En una carta astral usted puede conocer no sólo la influencia del sol y la luna, sino la de los otros planetas no menos importantes, como progresivamente los presentaré. Una carta astral es una fotografía de cómo se encontraban los astros en el momento de su nacimiento, y por su puesto, la influencia que ellos van a tener en su vida.
La Clínica de Terapias Naturales ofrece: carta astral, Cursos de Medicina Natural, acupuntura y masajes; consulta, sauna y masajes; balance de energías y medicinas a base de plantas. Antiguo cine Rex 75 vrs. al lago. Teléfonos: 2442888, 8617881.
Email: naturistas@mixmail.com