Mundo Oculto

Misterio del Triángulo de las Bermudas cumple 60 años

Hoy, con instrumentos de posicionamiento global resulta casi imposible que algo similar ocurra, y, de hecho, los accidentes en el temido Triángulo ya no provocan grandes titulares en la prensa

La desaparición de cinco aviones de la Fuerza Aérea estadounidense, conocida como “La Patrulla Perdida”, y que dio origen al mito del Triángulo de las Bermudas, cumplió el lunes 60 años sin que aún se haya aclarado el misterio.
“El Vuelo 19” partió el 5 de diciembre de 1945 de lo que hoy se conoce como el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, al norte de Miami, en misión de entrenamiento a las Bahamas.
Los cinco aviones torpederos tipo Avenger iban tripulados por 14 personas. Los registros indican que tras 90 minutos de vuelo, el comandante de la misión, teniente Charles C. Taylor, informó de un problema en el compás de navegación.
Se presume que el avión de Taylor y el resto de su patrulla volaron sin orientación por algún tiempo, hasta que se estrellaron en el mar cuando trataban de regresar a tierra en el sur de la península de Florida.
El misterio de su desaparición se acrecentó ese mismo día, cuando un avión de rescate, con 13 tripulantes, se estrelló en la misma zona del océano, elevando el total de muertes a 27.
Este segundo accidente también permanece clasificado hasta ahora como de “causa desconocida”.
Las teorías
No obstante, la idea de que existe un triángulo misterioso cuyos ángulos se ubican en Fort Lauderdale, Puerto Rico y las islas Bermudas, cobró auge durante mucho tiempo.
La desaparición de otros barcos y aviones en la misma zona alimentaron especulaciones sobre embudos interdimensionales, campos electromagnéticos y hasta la influencia del continente perdido de la Atlántida.
La teoría de disturbio magnético generalmente es aceptada como una posible causa de la tragedia del Vuelo 19. Algunos estudiosos concuerdan que en aquellos días el compás de navegación era una herramienta esencial para la aviación.
Hoy, con instrumentos de posicionamiento global resulta casi imposible que algo similar ocurra, y, de hecho, los accidentes en el temido Triángulo ya no provocan grandes titulares en la prensa. (emol.com)