Mundo Oculto

Consejos sinceros para lograr la paz interior


El día de hoy en Diriamba, da inicio un evento muy especial, las enseñanzas con retiro sobre los “Consejos de corazón de Atisha”, impartidos por la venerable Guen Kelsang Kunsang, Directora Espiritual del Budismo Kadampa para México.
Guen Kunsang se encuentra en Nicaragua una vez más para ofrecernos una serie de enseñanzas especiales que al ponerlas en práctica nos ayudarán a mejorar nuestra calidad de vida, a recibir méritos y bendiciones.
Las enseñanzas que impartirá la maestra en el centro La Palmera se basan en los consejos sinceros de corazón que transmitió el venerable Atisha, mientras se encontraba en el Tíbet dando instrucciones especiales que ayudaran al pueblo tibetano. Atisha, que significa paz, recibió este nombre del rey tibetano Yhangchub O debido a que siempre estaba tranquilo y calmado.
Atisha (982-1054) fue un famoso erudito budista de la India y gran meditador, se le consideraba como el segundo Buda. Dio enseñanzas en el Tibet, donde restableció el budismo, su escuela fue conocida más tarde como la Tradición Kadampa.
Compuso y enseñó el texto “La lámpara del camino hacia la iluminación”, sistema estructurado de todas las enseñanzas de Buda, en el que se presenta el camino completo hacia la iluminación. Gracias a este sistema, las enseñanzas de Buda son fáciles de entender y poner en práctica.
En “Los Consejos de corazón” se resume la vida de los antiguos Gueshes kadampas, cuyo ejemplo de pureza y sinceridad es un modelo a seguir por los practicantes de la Nueva Tradición Kadampa, fundada por el venerable Gueshe Kelsang Gyatso. No obstante haber sido enseñados hace muchos años, los consejos de Atisha siguen teniendo una gran vigencia en el mundo moderno, si nos esforzamos por ponerlos en práctica, comprobaremos su efectividad, porque disfrutaremos en todo momento de una mente pura y feliz, e iremos avanzando poco a poco en el sendero hacia la felicidad última de la paz interior y la iluminación total.
De entre los consejos de Atisha, les presentamos algunos que puedan ser una motivación para asistir al retiro:
1. La práctica espiritual es el camino hacia la felicidad verdadera y duradera.
2. Para emprender el camino espiritual necesitamos un Guía Espiritual, es indispensable escuchar las instrucciones del Guía Espiritual y estudiar las enseñanzas.
3. Para alcanzar el gozo completo de la iluminación (mente pura de Buda), necesitamos practicar las enseñanzas con entendimiento.
4. Para concentrarnos en la práctica espiritual necesitamos limitar las actividades mundanas, porque nos turban la mente. Las actividades sin sentido degeneran las mentes virtuosas.
5. Debemos procurar buscar amistades que nos ayuden a tener mentes virtuosas, positivas, y dedicar nuestras virtudes para la felicidad de los demás.
6. Vigilar nuestra mente todo el tiempo para evitar las mentes altivas, engreídas, orgullosas y arrogantes.
7. Generar compasión (deseo de liberar a todos los seres sintientes del sufrimiento) por los seres sencillos y evitar despreciarlos o humillarlos.
8. Evitar los celos por las buenas cualidades de las otras personas, así como no debemos fijarnos en las faltas de los demás, sino en las propias y buscar cómo purificarlas. Enfocarnos en las buenas cualidades de los demás.
9. No podemos controlar la mente de los demás, pero sí podemos controlar la nuestra.
Éstos son algunos de los consejos valiosos que Atisha impartió desde su corazón, ahora tenemos la gran fortuna de tener una Maestra invitada en Nicaragua, que nos dará las instrucciones sobre cada uno de ellos y cómo ponerlos en práctica.

Cualquier información puede llamar al teléfono del centro 2682541, centrobudistanic@yahoo.com.mx.

Tome nota de las actividades de esta semana y la próxima:

•Jueves 17 a domingo 20, Retiro y Enseñanzas en la Palmera, Diriamba, a partir de las 4:00 p.m.
•El martes 22 de noviembre a las 6:30 p.m. en la Casa de Cultura de Masaya, charla pública sobre el tema “¿Por qué a mí?”.
•El miércoles 23 a las 6.30 p.m. en el Centro budista Bodhichita de Managua charla “Cómo resolver nuestros problemas humanos”.