Mundo Oculto

“El tú interior”

“Tu cuerpo es la única cosa que llevas contigo desde que naces hasta tu último suspiro. Sin embargo, sabemos sorprendentemente poco sobre nosotros”.

NUEVA YORK/AFP
Desde que hace casi un siglo los movimientos de vanguardia asociaron arte y provocación, Nueva York se ha acostumbrado a acoger exposiciones de excrementos e imágenes religiosas profanadas, pero no ha podido evitar fruncir el ceño ante la muestra de cadáveres que se inauguró el sábado pasado.
“El tú interior: cadáveres, la muestra” expone 22 cuerpos enteros y 260 órganos y partes sueltas, como genitales masculinos, y fetos.
Meticulosamente disecados y seccionados como si fueran destinados a una clase de anatomía, los cuerpos son mostrados para entender “lo que hay más allá”, según los organizadores, la compañía Premier Exhibitions.
“Tu cuerpo es la única cosa que llevas contigo desde que naces hasta tu último suspiro. Sin embargo, sabemos sorprendentemente poco sobre nosotros”, explicó el doctor Roy Glover, profesor de medicina de la Universidad de Michigan (noreste) y director de la muestra.
“Durante siglos, este mundo ha estado fuera de los límites del público, abierto sólo a doctores y profesionales médicos. Ahora, por la primera vez, corremos la cortina y permitimos al público que lo vea por sí mismo”, agregó.
Las enfermedades
La exposición mostrará los efectos de la obesidad en el cuerpo humano a través de órganos dañados por comer excesivamente, o los daños causados por el tabaco, comparando un pulmón sano con uno negro devastado por el cigarrillo.
Los órganos y cuerpos de la exposición han sido tratados con un proceso de conservación con silicona que les hace parecer de goma.
La afirmación de los organizadores de que los espectadores no serán los mismos al salir de la muestra puede ser interpretada de muchos modos, como parece sugerir el diario Daily News cuando les recuerda a sus lectores que hace falta “un fuerte estomago y un corazón recio para visitar una exposición bizarra”.
Los orígenes
El diario The New York Times pone de relieve además la cuestión del origen de los cadáveres: “si bien la noción de exponer a los muertos con ánimo de lucro está destinada a crear controversia, algunos críticos dicen que esta muestra en particular, integrada enteramente por cadáveres de China, es más preocupante” que otras.
Efectivamente, los cadáveres fueron suministrados por la escuela universitaria de medicina de Dalian (norte de China) y fuentes del artículo del Times especulaban que podía tratarse de cadáveres de reos.
Cuerpos olvidados

Los organizadores se defendieron afirmando que se trata de cuerpos que nunca fueron reclamados por familiares o allegados y que, pasado cierto tiempo, acaban destinados a usos médicos.
“Con los resultados de nuestras investigaciones, nos sentimos 100% convencidos de que esos cadáveres fueron legalmente obtenidos”, explicó a la AFP Arnie Geller, presidente de Premier Exhibitions, la compañía que organiza la muestra.
En cuanto a sus identidades, otro punto de controversia, Geller dijo que “las leyes internacionales prohiben” revelarlas y que de hecho no les fueron suministradas.
Acabada la muestra, los cuerpos y órganos “deben regresar a la parte responsable, en este caso el laboratorio de China”, donde serán cremados, según Geller.
Para Harry Wu, director de la Fundación de Investigación LaoGai, nombre con el que se conoce a los campos de trabajo del régimen chino en los que pasó 19 años antes de emigrar a Estados Unidos, la identidad de los cadáveres no es un detalle insignificante.
“No son mercancías. Tenemos que saber quiénes son”, explicó a la AFP, recordando que cuando estaba en aquellos campos de reclusión oía que las escuelas de medicina de los alrededores disponían a su antojo de los cadáveres de los prisioneros.
Tome nota:
“The Inner You: Bodies, the Exhibition” (www.bodiestheexhibition.com) se presenta en el Exhibition Centre de Nueva York hasta el 31 de mayo de 2006, con una tarifa de 24,50 dólares.