Mundo Oculto

Los contactos extraterrestres ¿farsantes o alucinados?

Se habla tanto de los Ovnis que tal parece que nuestra forma de vida está ligada verdaderamente a los extraterrestres, pues no existe una sola persona en el mundo que por lo menos alguna vez en su vida haya hablado de los Ovnis…

Se han escrito miles de libros en todos los idiomas referentes a los Ovnis y se han publicado miles y miles de artículos sobre los PLATILLOS VOLADORES y todo lo relativo a ellos… y hasta se han filmado decenas de películas sobre los Ovnis, pero extrañamente no existe nada palpable que justifique realmente su existencia a pesar de que muchas personas, hombres o mujeres, y de todas las edades afirman haber entrado en contacto con entidades superiores.
FANTÁSTICOS RELATOS
Y estas personas no sé por qué razón dicen que esos seres de otro mundo son benefactores que vienen hasta nosotros en las naves que conocemos como PLATILLOS VOLANTES. También aseguran que esos seres proceden de variados planetas, pero tienen en común –así al menos lo han comunicado ellos– sus anhelos de paz y fraternidad y el miedo a los cambios. No entran en contacto abierto con la humanidad para no provocar uno de esos cambios bruscos. Todos se pronuncian contra las guerras y contra el materialismo. Pero es muy evidente que los “contactados”, convencidos por los extraterrestres que los contactan, adquieren enseguida aires de profetas. De la noche a la mañana es frecuente que sus fantásticos relatos arremolinen en torno a ellos grandes contingentes de seguidores y como es lógico en estos casos esas personas comienzan a sacarle provecho económico a su experiencia extraterrestre…
FALSAS PROMESAS
Sergio Villalpando, por ejemplo, fue uno de esos hombres que dijo haberse contactado con los extraterrestres y fundó un centro al que llamó Amigos del Cosmo y le fue tan bien que junto con otros socios o “contactados” fundó sucursales en diferentes ciudades e incluso países occidentales y según una investigación recibían elevados donativos que según ellos utilizarían para construir una especie de campo de aterrizaje para los Ovnis, es decir naves salvadoras que cuando el mundo entrara en guerra se llevarían a bordo a los que hubiesen colaborado económicamente a tal construcción cuando llegara el momento.
VUELO A LA IMAGINACIÓN
Sin embargo, todo esto no quiere decir que todos los contactados sean un grupo de farsantes o de alucinados. Sin duda, en algunos casos ha existido un encuentro cercano auténtico –o tal vez varios encuentros cercanos– pero desgraciadamente en estos casos ha ocurrido otro fenómeno, pues luego de divulgar sus experiencias y al ser entrevistados por los medios informativos para darse más importancias empiezan a meter cosas de su cosecha, de su imaginación y aquel suceso que tuvo algo de cierto se va distorsionando e incluso comienzan a inventar nuevos y sofisticados encuentros en lo que ya no existe nada de real.
UNA REALIDAD DISTORSIONADA
Sin embargo, a pesar de que existe mucha charlatanería en todo lo que respecta al fenómeno OVNI, para ciertos especialistas, entre los que estaría el norteamericano Walter R. Baker, los casos de contactos extraterrestres sí son reales en su mayoría, incluso en lo que concierne a las declaraciones sobre los presuntos propósitos de los extraterrestres y sus mensajes, es decir, incluso en todo aquellos que los contactados expusieron en sus primeras declaraciones. Pero el investigador también acepta que por desgracia todos los relatos sobre los Ovnis ya tienen grados de exageración, pues cada vez que se platica el suceso le van aumentando situaciones, colorido y misterio y sin darse cuenta distorsionan su propia verdad.
SIN RAZÓN NI JUSTIFICACIÓN
Pero como si fuera poco, además de los contactados que se hacen célebres por desvirtuar su presunto contacto con los Ovnis y también por saltar a las páginas de la prensa, hay muchas personas que afirman recibir mensajes de los extraterrestres, a menudo no a través de observaciones de Ovnis, sino mediante otras vías, como la escritura automática, los sueños y la Ouija. Obviamente todo esto resta credibilidad y por tal motivo la gente se vuelve más escéptica ante el fenómeno OVNI, pero todo esto no existiría, ni tampoco los charlatanes, los fantasiosos y los mentirosos, si los tripulantes de las naves extraterrestres se identificaran plenamente con nosotros y nos dijeran quiénes son, de dónde vienen y lo más importante: ¿qué quieren de nosotros?, pero como eso no hay forma de lograrlo, las especulaciones sobre la existencia de los Ovnis continuará y cada quien dirá lo que le dé la gana, pues al fin de cuentas no hay cómo comprobarlo. Lástima, pero así es la realidad sobre los Ovnis.