Mundo Oculto

Catástrofes provocan especulación sobre fin del mundo

¿Son acaso los recientes terremotos, huracanes y otros desastres de la naturaleza en distintas regiones del mundo las anunciadas señales bíblicas de que se acerca el fin del mundo? Unos creen que sí y otros lo dudan.

el nacional.com.do

"Cuando oigáis hablar de guerras y revoluciones no os alarméis; porque es necesario que estas cosas acontezcan; pero el fin no será inmediatamente. Entonces les dijo: se levantará nación contra nación y reino contra reino; y habrá terremotos y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales en el cielo. Y entregará a la muerte hermano a hermano y padre a hijo; se levantarán hijos contra padres y los matarán". Lucas 21, 9-11 y Marcos 13, 12.
Huracanes con potencia destructiva nunca vista, terremotos en diversos lugares, guerras que van, desde Colombia en América, pasando por Palestina, Irak, y Afganistán en Asia, Ruanda y El Congo en Africa hasta Chechenia en Europa, son para muchos el preludio del fin de todo cuando existe.
La cadena de hechos catastróficos de los últimos meses ha alborotado y puesto a pensar hasta a los más racionalistas e incrédulos.
La pregunta ha sido casi automática no sólo entre hombres de fe, sino también entre líderes de opinión a través medios de comunicación satelitales que se ven en todo el mundo,
¿Se acabará el mundo de un momento a otro?
Potencias tan poderosas como Estados Unidos han sido quebrantadas no sólo con los embates del terror, sino también por las fuerzas destructoras de la naturaleza.
Todavía no se ha dicho con exactitud el número de miles de muertos por los efectos del huracán Katrina en Nueva Orleans, Alabama y Mississipi. Tampoco se ha dicho con exactitud los daños materiales que provocó.
Un terremoto afectó el pasado 9 de este mes Paquistán, India y Afganistán provocando unas 70 mil personas muertas, decenas de miles de heridos, así como millones de dólares en pérdidas materiales.
También el huracán Stand afectó recientemente los países centroamericanos provocando más de mil muertos y pérdidas millonarias en bienes materiales.
Igualmente el huracán Rita, uno de los más poderosos de los últimos años, pero superado rápidamente por Wilma que azota actualmente Cancún, la Península de Yucatán en México.
Hace unos meses un maremoto (sunami) afectó Indonesia, Tailandia, parte de China e India.
Otro potente terremoto destruyó la histórica ciudad de Bam en Irán en el 2003, provocando más de 30 mil muertos y daños materiales incalculables.
En los últimos días el mundo está inquieto por el surgimiento de la gripe aviar, que afecta las aves, pero que de pasarse a los humanos podría provocar una pandemia con millones de muertos.
Esta peste tiene a la mayoría de los gobiernos y científicos investigando la forma de enfrentarla.
También la fiebre aftosa es una preocupación de los gobiernos, principalmente en Europa. A esto hay que sumar la "vaca loca", una enfermedad que afecta los ganados vacunos, pero que también podría matar a las personas.
"Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas, muriéndose los hombres de terror y ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las fuerzas del cielo serán sacudidas. Y entonces verán venir al Hijo del Hombre en una nube con gran poder y gloria. Cuando comiencen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación". Lucas 21, 25-27.