Mundo Oculto

Eros / Cupido


— —

Eros era el dios del amor aunque en la actualidad se le conoce más con su nombre romano Cupido. ;


En las primeras etapas de la mitología griega se decía que Eros era hijo de Caos y que encarnaba la armonía y la creatividad, pero luego se concibió como el hijo de Afrodita y se le vio como un apasionado joven que siempre estaba acompańado por Poto o Hímero (el deseo). Eros tenía un hermano gemelo llamado Anteros.;


Eros acababa de nacer cuando Zeus, conocedor de sus capacidades como seductor y mentiroso, además, de maligno, ordenó a Afrodita que le hiciese desaparecer. ;


Ésta, le ocultó en lo más profundo de los bosques y fue amamantado por leones y tigres. Cuando creció construyó un arco de fresno y con madera de ciprés construyó sus peligrosas flechas entrenándose con ellas disparando a los animales.;


Uno de los episodios de amor más bello de toda la mitología clásica se dio entre Eros y Psique, hija de un rey de Asia.;


Se le representa como un joven alado, ligero, bello, con los ojos vendados y con un arco de plata y flechas con los que iba enamorando a los dioses y hombres con los que se topaba. ;


Los romanos lo transformaron en un nińo pero con los mismos atributos que se dedicaba a hacer una travesura tras otra alrededor de los dioses del Olimpo.;


Anteros;


Su madre fue Afrodita y era el hermano gemelo de Eros, dios del amor. Anteros era el dios del amor correspondido, como indica su propio nombre. Anteros es representado como un joven que crece al encontrarse al lado de Eros y se convierte en un nińo pequeńo cuando no está con su compańía.;


Hímero ;


Era el dios del impulso sexual, por lo que a menudo acompańaba a Eros y a Afrodita. Su padre fue el rey Lacemedón. Un día Afrodita celebró una fiesta a la que asistió también Hímero, quien llamado por sus impulsos violó a su hermana, a quien no había distinguido entre la oscuridad de la celebración. ;


Cuando se dio cuenta y reconoció a su hermana, Hímero tuvo miedo de sí mismo y se suicidó tirándose a un río cercano, que, desde entonces, lleva su nombre. A veces se confunde con Poto, dios del deseo y la pasión. Su nombre sólo aparece en la “Teogonía” de Hesíodo.;