Mundo Oculto

La magnetoterapia


— Silvia E. Carrillo —

Sol y Luna es un centro que ofrece masajes terapéuticos y la famosa magnetoterapia, con el objetivo de encontrar una respuesta para todas las personas que sufren de diversas enfermedades.;


La magnetoterapia es un campo magnético construido de manera artificial a través de equipos modernos. “El campo magnético provoca que los iones que están adentro de una célula empiecen a moverse, lo que permite una mayor integración de oxígeno, y esto genera una mejor función en el sistema metabólico”, comentó Doris Gruber, Directora del centro.;


La experiencia con los campos magnéticos en el mundo existen desde hace más de veinte ańos. Al inicio se utilizaron para problemas de articulaciones, artritis en los huesos, desinflamar y quitar el dolor. Hoy en día se utilizan para otras patologías como la migrańa y todo lo que tiene que ver con la circulación del cuerpo.;


El campo magnético ayuda a que las toxinas que tenemos en nuestro organismo sean eliminadas de manera más rápida, y si tomamos suficiente agua contribuimos para que funcione bien el tratamiento. ;


No tiene efectos secundarios;


Durante el proceso de las terapias, se necesita una dieta balanceada, evitar el alcohol, cigarros y psicofármacos.;


Sol y Luna trabaja en conjunto con médicos terapeutas y médicos generales, para conocer sobre el diagnóstico de cada paciente y trabajar cada caso en específico. ;


Este tipo de tratamiento no tiene efectos secundarios, pero se prohíbe la utilización de este procedimiento en personas que usan marcapasos o en mujeres embarazadas.;


Los bańos saunas es otra de las opciones que puede encontrar en el centro Sol y Luna. Después de relajarse con este procedimiento, puede disfrutar de unos sabrosos masajes que le permitirán recobrar energía.;


Testimonio;


Nubia Rocha visita Sol y Luna desde que lo fundaron en julio de 2002. Desde muy pequeńa siempre presentó problemas en la columna y habían momentos cuando no se podía levantar por causa de la artritis avanzada.;


“Los médicos me habían asegurado que la única solución a mi problema era a través de una operación, pero tuve temor de quedar inválida”, aseguró.;


A Nubia ya le habían dicho que no podía andar por lugares peligrosos, porque en cualquier momento sufriría de dolores y las manos se le podían inflamar más.;


“La vida me ha cambiado después de estas terapias, porque no necesité de una operación que marcaría mi vida para siempre. Lo bueno es encontrar una respuesta que no tuviera efectos secundarios en mi salud”.;