Misterios y Enigmas

La naturaleza tiene alma y conciencia


Sayali Baca

La naturaleza posee una magia extraordinaria con alma y conciencia que rebasa los límites del planeta Tierra.
Además, se puede decir que el alma y la conciencia son valores que ha venido perdiendo el ser humano, pero que la naturaleza los conserva bajo un misterio profundo, serio y real.
El hombre en tiempos antiguos, se refería a la naturaleza con respeto y devoción por ser única en la enseñanza de los valores del ciclo de la vida y sagrada por la magia que deslumbraba sobre la tierra y el cosmos, dice el misionero Hugo Hernán Cardona Espinosa, del Instituto Cultural Gnóstica.
¿Por qué remontarse a tiempos antiguos? Por la simple razón con la que se trabajaba en la antigüedad. Los egipcios, por ejemplo, quienes podían construir grandes pirámides, templos, bajo una geometría, matemática y astronomía perfectas, se basaban simplemente en los recursos que la naturaleza les proporcionaba y sus instintos racionales o conciencia desarrolladas.
Según Cardona, La Nasa ha realizado estudios donde comprueba que la ubicación de las pirámides egipcias está sobre un vértice especial debajo de la atmosfera del planeta, y para ellos sería gran ambición tener esa ubicación y así poder elevar sus cohetes al espacio, aseveró.
Se dice que la naturaleza tiene alma y conciencia, porque desde el inicio de los tiempos se ha venido desarrollando la cultura Gnosis, la cual se relaciona con los conocimientos universales, y que hoy en día son unos pocos los que aún la conservan, porque el resto, que es la mayoría, no la saben.
Una magia que posee la naturaleza es que dentro del ser humano transcurren múltiples encarnaciones, porque según Hernán Cardona el humano vive una reencarnación, basado en que “no es la primera vez que poblamos la tierra, hemos estado aquí miles de años atrás, sólo que en lugares diferentes, con otras familias, cuerpos y distintas civilizaciones, según la Gnosis, pero en el fondo es la misma alma que ha venido dentro, en un proceso de evolución y aprendizaje”,

¿Cómo se han venido perdiendo los valores que posee la naturaleza?
* El hombre actualmente se ha vuelto cómodo por lo que consigue producto de la tecnología, y no es que eso sea mal para el ser humano, sino que está mal usada, es decir “las personas que poseen una computadora procuran que ésta haga todo por ellos y no desarrollan sus conocimientos de manera natural”.
* Por la sustitución de valores por antivalores, producto de los siete pecados capitales, esto depende de la conducta interior que tiene cada persona. Todo eso hace que el ser humano se aleje de los misterios de la naturaleza y sus principios.

¿Dónde encontrar el alma y la conciencia en la naturaleza?
El alma y la conciencia están íntimamente relacionadas, porque la conciencia es el ejercicio o la acción determinada que ejecuta el alma, es decir, es el principio divino de Dios que habita y gravita dentro del ser humano y del resto de la naturaleza en su amplitud.
Cuando la tierra gira en torno del Sol provoca lo que se llama movimiento de rotación y traslación generando así conciencia, como cuando un árbol crece y da frutos también genera conciencia.
El ser humano todavía no conoce el verdadero significado de su existir. Si las personas desarrollaran conciencia evitarían cometer tantos errores.

Consejos
* Es importante aprender o estudiar un poco de lo que hacían civilizaciones antiguas, como los mayas, incas, hindúes, egipcios, entre otros, para tener una idea de lo que nos puede dar la madre naturaleza si desarrolláramos la conciencia.
* Abrir la mente a nuevos rumbos, dejando atrás los esquemas del dogmatismo, fanatismo que sólo bloquea la mente y la sabiduría.
* Es importante combatir los conflictos interiores para dar camino a la magia que encierra la naturaleza.

Fuente: Instituto Cultural Gnóstica. Ubicada de la colonia Don Bosco. Teléfono: 83317976. Web: www.gnosisnicaragua.co.cc