Misterios y Enigmas

La imaginación, el lenguaje del alma


La imaginación es una de las facultades del alma, esa partícula divina que Dios depositó en el corazón de cada persona, con la capacidad creativa y el poder de manifestar su mundo y su realidad a su gusto.
Si tan sólo supiéramos un pequeño porcentaje de sus cualidades, así como de la forma en que opera y su efectividad, no dudaríamos en aceptarla como el poder más grande que yace escondido en nuestro interior, esperando como el genio de la lámpara a que la llamemos para brindarnos su pronta asistencia en cualquier orden de la vida.
De la imaginación tenemos varias acepciones, que comúnmente usamos para describir lo que pensamos acerca de esta facultad tan poderosa y tan poco comprendida aún por la humanidad.
Por ejemplo: Si deseamos elogiar a alguien decimos, “que imaginación más brillante tienes”. Pero irónicamente, también la usamos cuando menospreciamos las ideas de alguien que tal vez expone alguna teoría muy avanzada y audaz, y decimos, “esa es pura imaginación, no tiene fundamento científico”.
También hay otra acepción muy común, la cual usamos en casos bien conocidos por todos, o por lo menos los hemos escuchado cuando a la novia de alguien le cuentan que vieron a su novio con otra dama, y al enfrentar el reclamo éste le responde, “no niña, esa es pura imaginación tuya, yo no estuve en ese lugar ni he andado con nadie”. En este caso la usamos para expresar que la imaginación es una inútil fantasía, que hasta puede crear problemas en la relación de dos personas.
Pues bien, la imaginación en su verdadero significado es el alma misma. Eres tú mismo en esencia. Es el lenguaje del alma, así como el pensamiento es el lenguaje de la mente.
El alma en el individuo es una pequeña partícula del espíritu de Dios, que tiene su asiento en el centro del corazón. Por tanto, tiene un inmenso poder, desgraciadamente ignorado por la gran mayoría, que prefiere creer en falsos dioses y se ha exiliado a sí mismo de su verdadero paraíso.
Si una partícula de Dios mora en tu corazón, significa que tienes un poder inmenso para crear todo lo que tu quieras, y puedes, por tanto, materializar todo lo que se te antoje, haciendo uso de tu libre albedrío.
La gente no lo cree y subestima este conocimiento, sin darse cuenta que a diario, de forma consciente o inconsciente vive haciendo uso de este poder, desgraciadamente para su propia autodestrucción.
Cada vez que aceptas algo como real, cada vez que sientes que no eres capaz de hacer o de lograr algo, estás usando este poder, y por eso no podrás.
El gran desafío de la humanidad es avanzar en el conocimiento de su propia esencia, como dijo el gran sabio griego: “Conócete a ti mismo y conocerás el mundo”.
El poder de la imaginación, las leyes del Universo y cómo operan, el maya o ilusión, ¿qué es realidad y qué es ilusión?
Cuando aprendamos a manejar estos conceptos ligados a esa capacidad de sentir y de imaginar que posee todo ser humano; si lo usamos para nuestro crecimiento daremos pasos muy grandes en la ruta que conduce hacia la verdadera liberación, hacia estados de verdadera plenitud. No sentiremos carencias, no tendremos limitaciones de ninguna naturaleza ni enfermedades, etc.
Existen ejercicios sencillos que cualquiera puede practicar para utilizar mejor el poder de su imaginación.
En Dhunami Teachings les enseñamos a todos los buscadores sinceros que están dispuestos a despojarse un poco de los prejuicios y con mente abierta, a comprobar por sí mismos cómo funciona su poder interior, y aprender algo nuevo que le lleve prosperidad a su vida, que le conduzcan al éxito en la vida, a mejores estados.
A los interesados en aprender estás técnicas, les invitamos a las charlas gratis que se imparten todos los jueves, a las 6:00 p.m., en el Centro Dhunami, ubicado de los semáforos de autolote “El Chele”, 1c. al lago, 25 varas abajo. Para mayor información llamar al 2254-7775 y 2254-7944 o escribir al e-mail: dhunaminica13@yahoo.com