Misterios y Enigmas

El ángel de la guarda


Un ángel de la guarda es un espíritu creado por Dios que protege y dirige a una persona en particular. La noción de “ángel de la guarda” y de su jerarquía fue desarrollada extensamente durante el siglo V a.C. por Pseudo Dionisio Aeropagita.
La creencia ortodoxa contemporánea religiosa sostiene que los ángeles de la guarda protegen el cuerpo y elevan rezos a Dios, a la manera de intermediarios. El calendario de santos de la Iglesia Católica incluye un recordatorio a estos seres, ángeles celestiales, celebrado el 2 de octubre.
Los cristianos creen que los ángeles de la guarda protegen a cualquier persona o vivienda a pedido del propio Dios, sin embargo, la creencia de que Dios envía un espíritu para observar a cada individuo era común en la filosofía griega clásica; Platón se refiere a ella en el Fedón, 108. De manera similar, esta mención aparece en el Antiguo Testamento, aunque no se delinea con especificidad.
En el Libro de Daniel, los ángeles parecen ser asignados a ciertos países. Enoc 100:5 –parte de cuya escritura está inspirada en los documentos de la Iglesia Etíope Ortodoxa de Tewahedo– manifiesta que los hombres justos gozan de ángeles protectores. En Hechos 12:15 aparece otra alusión a tal creencia, mientras que en Mateo 18:10, Jesús explica que existen ángeles de la guarda que cuidan a los niños: Nunca los desdeñen; les digo que tienen sus ángeles de la guarda en el cielo, que miran continuamente al rostro divino de mi padre.