Misterios y Enigmas

¿Qué es la ley del karma?


A menudo nos preguntamos por qué nos suceden ciertas cosas o nos cuestionamos sobre el sufrimiento ajeno, lo creemos injusto o cruel. Esto es resultado de un karma, se le llama también, la “Ley de causa y efecto”, lo dice Jesús en los evangelios en varios pasajes y muchos otros grandes maestros orientales.
Buscamos la perfección
Durante nuestra existencia tenemos varias etapas de lucha, como el nacimiento, la enfermedad, la vejez y la muerte. Sólo nuestra propia decisión hace que estas etapas se vivan y superen con sufrimiento o sin él. Para eso debemos cuidar nuestros pensamientos, palabras y acciones. En las religiones hindúes y hasta en la cristiana, no basta una sola vida para recibir los beneficios de nuestras buenas acciones o para pagar los errores; el balance sólo Dios lo conoce y tenemos que vivirlo en varias existencias.
Generalmente, las almas olvidan un poco su chispa divina, se identifican con su nuevo cuerpo físico y hacen el proceso más retardatario. Cuando un ser puede recordar sus vidas pasadas y la actual la toma como otro transe, no como un fin; llega a la iluminación, lo que los hindúes llaman el nirvana, logrando en esta vida la paz y la felicidad verdadera. Es aquí donde se explican los maestros, santos y todo tipo de seres humanos prodigiosos.
Los genios: poetas, pintores, matemáticos, físicos, entre otros; que tienen cualidades excepcionales y que nadie puede explicar, por ejemplo: Rubén Darío, que de niño se le llamaba el niño poeta; Mozart, que a los cuatro años dio su primer concierto; pequeños que a corta edad dominan idiomas y matemáticas complejas, son seres que vienen de otras vidas y que encarnan en ésta con muchos conocimientos.
En otras ocasiones las personas manifiestan fobias de las cuales no se puede establecer una explicación como temor a las alturas, las profundidades, a las masas de gente; entre otras. También sufren traumas, no superan ver el sufrimiento, piensan que nadie las puede amar; todos estos fenómenos inexplicables son reminiscencias de otras vidas, camino a la perfección o camino a pagar el karma.
Hay más vidas
Existe una memoria universal y personal que funciona en cada uno, pues somos quienes pensamos y cada acción no es aislada, es la concatenación de todas las anteriores, minuto a minuto, hora por hora, día por día. Nada es sorpresivo, podemos reconstruir todo hacia atrás y le encontraremos una “lógica”, un canal de comunicación. Algunas veces las cosas o hechos se materializan de inmediato, otras veces en períodos de tiempo más prolongados, pero todo está en lo que pensemos, en nuestras intenciones. Piensa que nunca resolverás el problema y así será; piensa que lograrás tus metas y lo harás. El cuerpo que no es el físico, se perfecciona y salda todo, ya no encarna, pasa a otras dimensiones. Es bueno saber que pase lo que pase, bueno o malo, todo te encamina a la casa del Padre, sólo tienes que purificarte. Pero qué es bueno, qué es malo, sólo existe una unidad de medida para hacer el balance, el amor y reconocer que somos parte de la propia divinidad.
No todos somos iguales ni física ni espiritualmente, todos tenemos vidas atrás diferentes, pero no tenemos conciencia de ella y sorteamos las vicisitudes según diferentes factores intrínsecos y extrínsecos, siendo la llave para la diferencia entre esta vida y el libre albedrío.
Tú puedes si quieres, pero para querer hay que sentir necesidad, para ello se debe reconocer que debemos aprender y recibir de otros, para eso se necesita humildad. Si dos personas se enfrentan a un reto o peligro, una puede correr el riesgo y tendrá un resultado positivo o negativo; pero si el otro no se arriesga tendrá que esperar otra oportunidad, quizá otra vida.

Cómo pagar karma
Cuando una persona se recupera y gana la batalla en su lucha por superarse y ser positivo sube peldaños en el camino hacia la perfección, y si ayuda a los demás, no sólo con recursos sino con acciones personales, acelera su camino mucho más a esa perfección y más pronto pasará a las moradas eternas del Padre.
El egoísmo, la lujuria, la avaricia, la gula, la ira, la envidia, la violencia, el afán de poder y dominio; la injusticia, las riquezas mal habidas, son caminos al sufrimiento en vidas próximas; el amor, la castidad, compartir, la templanza, la paz, la humildad y el espíritu servicial; respetar el derecho y los bienes del otro, la solidaridad y conmiseración son acciones que encaminan a una superioridad, ahora y en las vidas próximas.
La ley del karma es tan efectiva y real como las otras leyes de la naturaleza, como la de herencia, la de los contrarios, la ley de los ciclos, la del movimiento, la del amor, entre tantas otras que constituyen los principios del verdadero ser espiritual o naturista.

TOME NOTA
Francisco Picado Valle atiende sus enfermedades con medicina natural, acupuntura, masajes, sauna, nutrición y regulación de peso; orientación personal y balance de energías. Aún hay cupo para el curso: “Energías y Salud”, pregunte. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo Cine Rex 75 v. al lago, mano derecha, T. 2244 2888, 8861 7881 y en El Raizón, K. 20.2 Carretera Masaya, T. 2279 9765, E-Mail: terapiasnat@yahoo.com