Misterios y Enigmas

Las bondades de los cuarzos


Los cuarzos son piedras semipreciosas admiradas por sus colores, formas y beneficios que prestan a la ciencia, la salud y al balance de energías de las personas.
A través de la historia, el hombre le ha puesto su sello, según la percepción que va teniendo de la concepción del mundo y la humanidad. Por ejemplo, los egipcios, persas, indígenas prehispánicos e hindúes las han usado con fines religiosos, esotéricos, decorativos y hasta como fuentes de “poder”.
Actualmente, no se han abandonados esos usos porque las personas mantienen conceptos míticos, religiosos o esotéricos. No obstante, se sabe que los cuarzos son emisores y receptores efectivos y se usan en equipos científicos de alta precisión, naves espaciales, relojes y como carga para paneles solares, chips de computadoras y celulares.

¿Cómo funcionan?
En medicina natural los cuarzos potencian las reacciones celulares y moleculares del cuerpo humano. Los cuarzos usados como cadenas, pendientes, anillos, collares u otras formas, si están programados, ayudan al ordenamiento de las energías del cuerpo, así como a la eficiencia o equilibrio de las funciones de nuestros órganos proporcionando salud.
Si no están limpios, programados y adecuadamente utilizados, pueden tener efectos negativos para la persona. De igual manera, sucede en los equipos electrónicos donde se colocan, si algo está fallando sus efectos serán adversos y habrá que arreglarlos o retirarlos.
Los cuarzos actúan como transmisores, amplificadores y transformadores de la energía potenciando la capacidad de nuestro cuerpo de regenerarse, así como lo hace cuando tenemos una herida, un golpe o enfermedad. No sólo trabajan en la parte física sino en la emocional y por eso la persona debe hacer un ejercicio de limpieza mental, espiritual y física para que esa energía sea aprovechada.
No se pueden usar los cuarzos como simples accesorios pues su energía debe ser correspondida por quien lo lleva. Debe existir una interacción entre la persona y sus cuarzos.
Los cuarzos tienen el poder de modificar las emociones de una persona y readaptarlas. También influye en su crecimiento, reproducción, estrés, violencia, paz, entre otros aspectos.
A la medicina que ocupa los cuarzos y otros métodos energéticos se le denomina “medicina cuántica”, porque trabaja con elementos muy sutiles, intraatómicos, tal como lo hace la física moderna.
Einstein, el mayor genio de la modernidad afirmó: “La energía no se crea, siempre existe, y no se destruye, solamente se transforma por medio del pensamiento o voluntad de quien la maneja”.

Métodos
Las personas pueden aprender, bajo la guía de un experto, a sentir la energía de lo cuarzos a través de sensaciones como calor, frío y hormigueo. Es necesario saber cómo se escoge o compra un cuarzo, en qué parte del cuerpo usarlo y cómo limpiarlo de la contaminación de las energías de otras personas y ambientes.
Hay que aprender si son útiles para una persona o no y programarlos para x o y beneficio. Hay que cargarlos de energía con medios naturales y escoger sus colores para las diferentes partes del cuerpo. Usarlos sólo por lujo puede ser un riesgo.
Los cuarzos son ayudas, sensores, recursos para alcanzar el equilibrio físico, mental y espiritual. Si una persona ha alcanzado altos grados de espiritualidad, poco a poco necesitará menos de todo lo material, como los maestros yoga, santos o maestros espirituales. La mayor fuerza de energía es Dios.
Cabe aclarar que independientemente de las religiones, todas usan no sólo los cuarzos sino piedras preciosas como el precioso pectoral que usó S.S. Benedicto XVI el día de su unción como Papa elaborado en oro, piedras de rubí, esmeralda y brillantes. Los obispos usan anillos con piedras preciosas, los bachilleres, novios y en otros también recurren a las piedras para destacar dignidades o logros. Los reyes y presidentes tienen sus anillos, broches, bastones y otras formas que los distinguen. Pero una cosa es usarlos como símbolos y otra con visión cuántica, es decir, aprovechando su carga energética.
Generalmente se le da una propiedad a cada cuarzo o piedra preciosa o hasta un signo zodiacal. Realmente esto es circunstancial. Las piedras o cuarzos cada persona tiene que escogerla, limpiarlas, programar y reprogramar, para lo cual existen técnicas aunque a veces la intuición de la persona le dice cómo aprovecharla.

TOME NOTA
Francisco Picado Valle atiende sus enfermedades con medicina natural, acupuntura, masajes, sauna, nutrición y regulación de peso; orientación personal y balance de energías. Infórmese sobre el curso: “Energías y Salud”. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo cine Rex 75 varas al lago, mano derecha. Teléfonos: 2244 2888, 8861 7881 y en El Raizón, Km. 20.2 carretera a Masaya, Teléfonos: 2279 9765, e-mail: terapiasnat@yahoo.com