Misterios y Enigmas

Dos males que aquejan a la sociedad de hoy


Penelope
Usted puede estrecharle la mano hoy mismo al Presidente de la República, al Romano Pontífice, Miss Universo o a un Campeón Mundial de cualquier disciplina deportiva, y decirle lo felicito por lo mucho que vale, pero le comunico que yo no valgo ni medio centímetro menos que usted. Y así es en realidad. El día en que el Creador dispuso formarle a usted su espíritu, se miró él al espejo y conforme a su imagen le creó a usted su alma inmortal.
Si alguna vez puede, lea el libro “El tesoro más grande del mundo” de Og Mandino, o aquel formidable libro que a tantas personas ha llenado de alegría, optimismo y paz y que se llama “Secretos para triunfar en la vida”, de E. Sálesman. La lectura de estos textos le arrancará de cuajo el tumor más espantable que se le pueda formar en el cerebro, que es el complejo de inferioridad. La mentira o mantra más dañino que usted puede inventar es decirse “valgo menos que los demás”. Eso es una canallada decirlo y una brutalidad suicida aceptarlo. Los demás valen mucho, es verdad, pero usted no vale menos que ninguno.

Una emoción negativa que nos puede enfermar
El complejo de inferioridad es una emoción negativa que nos puede enfermar, nos vuelve inseguros, frustrados, angustiados y llena de temores.
Quien vive con inferioridad se mantiene triste, se siente rechazado, lleno de desilusiones y jamás podrá triunfar en la vida, pues su entorno del aura o unidad material, está en total efecto negativo.
Ama, estudia, disciplínate y aléjate de los vicios, así tendrás una vida de progreso y alegría; pues Dios da a cada quien según su esfuerzo.

No pierda tiempo en vengarse
El deseo de venganza trae al cuerpo y el espíritu los mismos males que para quienes sufren ira, resentimiento, odio, egoísmo y envidia. Dios dijo en la Biblia: “Mío es el castigo, y no cedo a otros el poder de tomar venganza”. Él hará beber hasta la última gota de la copa de amargura a los que se dedican a obrar el mal. Cuando el Creador dijo estas palabras, nos estaba dando con esto, una receta para no padecer de alta tensión sanguínea, palpitaciones, perturbaciones del corazón, jaquecas, úlceras y arrugas prematuras.
Los médicos saben que si se quiere conservar el corazón sano y sin colapsos, es necesario evitar cualquier sentimiento de venganza, porque éstos traen verdaderos debilitamientos cardíacos. Los sentimientos de venganza agotan el cerebro, debilitan el sistema nervioso, desfiguran el rostro y acortan la existencia humana. Nuestros enemigos quedarían felices si supieran todo lo que nosotros estamos perdiendo por estar pensando en planes de venganza. Si ya los enemigos nos hicieron muchos males, para qué querer aumentarlos si sabemos que el deseo de venganza nos enferma y envejece antes de tiempo. El transcurrir del tiempo se encarga de poner las cosas en su lugar y cada quien recibe su premio o castigo según sea su actitud. Sé recto, vete por el camino verdadero, pues todo viene por añadidura, y el Gran Maestro siempre es el triunfador.

Textos de estudio de PENELOPE. Parapsicóloga. Código 95703, Profesional School, Miami FL. Especialista en la Interpretación del tarot y las cartas de los ángeles. Terapias alternativas para elevar tu control mental y mejorar tu calidad de vida. Consejería en tus problemas laborales, de negocios y sentimentales. Atiende de lunes a sábado de 9 de la mañana a 5 de la tarde, previa cita. Teléfonos: 2289-7207 / 8938-0153, Managua.