Misterios y Enigmas

El trébol de cuatro hojas y el Buda


Magnolia
Es del dominio popular la creencia de que si encontramos un trébol de cuatro hojas, seremos bendecidos por la fortuna y atraeremos la buena suerte, mejor aún cuando brotan en nuestro propio jardín o maceteras. Éstos representan los cuatro elementos de la naturaleza, los puntos cardinales, las estaciones del año, entre otros significados mágicos.
Otra de las funciones de los tréboles consiste en privar a los seres malignos de su fuerza, evitando que actúen como ellos quisieran. En Irlanda, por ejemplo, se utiliza como un elemento protector, donde esta planta goza de gran popularidad gracias a San Patricio, patrono de ese país, de quien se dice que fue el responsable de la conversión de esa nación al cristianismo.
Según cuenta la leyenda, San Patricio llegó de Irlanda con el deseo de cristianizar las tribus celtas que la habitaban, para ello se valió del trébol a fin de demostrar delante del rey Leoghaire que sus tres hojas simbolizaban la Santísima Trinidad. Una de las celebraciones más importantes en la que se utiliza el trébol es el ritual popular de “ahogar el trébol”, que consiste en que las personas dan las gracias con agua al trébol por haberles protegido durante todo el año.
Aunque cabe señalar que antes de la llegada de San Patricio, el trébol ya era utilizado por los celtas como un talismán, para quienes las tres hojas en forma de corazón representaban a las madres triples o los “corazones-madres”. Sin embargo, es posible que su origen se remonte a las antiguas tradiciones hindúes, ya que en la India se encontró una figura de hombre tallada con emblemas de trébol perteneciente a la civilización del Valle del Indo que se desarrolló hace cinco mil años aproximadamente.
También se encontraron formas de trébol en el arte antiguo de Arabia, incluso se ha llegado a afirmar que es el emblema de una diosa triple y de triple luna de los árabes preislámicos. En cambio, para los cristianos el trébol simboliza la cruz y cada una de sus hojas, significan fe, esperanza, caridad y amor.
Por su parte, los médium afirman que este símbolo, además de proteger contra la locura, les permite ver a los demonios hostiles y de esta forma, escapar de ellos. Lo cierto es que portar este talismán, atraerá el amor, la fortuna y buena suerte; puede usarlo de cualquier material, y como joyería, aunque los verdaderos son los mejores.

El Buda
Para los orientales y practicantes del budismo, Buda es un símbolo sagrado y forma parte de sus creencias religiosas, mientras que para la mayoría de los occidentales es un talismán de la buena suerte. Lo cierto es que tener un Buda en casa siempre será benéfico, atraerá energías positivas, armonía y felicidad.
El Buda es un amuleto muy poderoso y bastante afamado en el esoterismo. Muy empleado para atraer la abundancia y la riqueza. Generalmente se le representa robusto, lozano y con una sonrisa en su rostro. Dependiendo para que se quiera utilizar, se pueden encontrar budas para el dinero, la abundancia, la buena suerte, la prosperidad, los cuales llevan diferentes objetos, como cristales con semillas, frutas, monedas, entre otros. Para que éste funcione correctamente, es necesario prepararlo y ofrendarlo de una manera muy particular.

*Notas de consulta de la profesora MAGNOLIA. Parapsicóloga. Te ayuda a resolver tus problemas en el amor, contra envidia, mala suerte, estudio, trabajo y negocios. Lectura del tarot y
las cartas del trabajo. Amplia gama de productos esotéricos de efecto verdadero. Atiende de lunes a sábado de 9 de la mañana a 6 de la tarde, en el barrio Santa Ana, de la iglesia de Santa Ana, media cuadra hacia abajo, casa # 2010. Teléfonos: 22662262 / 86990842, Managua.