Misterios y Enigmas

Los inciensos y sus aromas


Los inciensos son materiales que se usan desde tiempos inmemorables tanto en nuestras culturas prehispánicas como en las europeas y orientales. Son elementos que ayudan a la relajación; fisiológicamente nos traslada a espacios mentales o espirituales pasados o actuales, provocando sentimientos de amor, armonía y espiritualidad.
En los pueblos indígenas del altiplano guatemalteco como en Chichicastenango, es común observar aún a los indígenas quemando incienso y hierbas, en sus oraciones entre quiché y católica; también se usa en las casas como sahumerios para espantar espíritus malos o para atraer los buenos. En la iglesia católica es básico en toda ceremonia religiosa solemne y son incensados tanto los celebrantes como el mismo pueblo que asiste a los actos religiosos como símbolo de purificación y alabanza, siendo característico el olor a mirra.
En las celebraciones o rezos que se hacen en los hogares, como en las purísimas de Nicaragua, siempre se va a sentir el agradable y místico aroma a incienso que le da un aspecto muy espiritual a las mismas celebraciones. En las culturas orientales e hindúes, se quema incienso permanentemente.

Hoy se han popularizado
Actualmente, muchas personas, aprovechando la divulgación de la medicina natural y de la aromaterapia, usan inciensos para ambientar sus casas o habitaciones, logrando un efecto de tranquilidad y equilibrio en el ambiente, no necesariamente, por actividades religiosas. Otras personas usan velas aromatizadas o aceites, que prácticamente, tienen el mismo efecto.
Algunas bolsitas traen leyendas como: este es para el amor, para percibir dinero, para purificar, para alejar espíritus malos, entre otras cosas. Esto es de orden subjetivo. Si usted pone un incienso para traer la armonía en su hogar y programa su mente para ese fin, es posible que obtenga algún grado de éxito, como un recurso que incide en los sentidos y en el cerebro.

Los olores y la ciencia
Es posible que cuando sentimos algún aroma el cerebro nos remonte a lugares o episodios de nuestra vida. Hoy se sabe, por medio de los descubrimientos científicos, que existen unas células olfativas que, transmiten a ciertas áreas específicas del cerebro que nos hacen recordar acontecimientos.
En el año 2004, los investigadores Richard Alex y Linda B. Buck, ganaron el premio Novel de Medicina, por descubrir el tres por ciento de los genes de los humanos que tiene que ver con los receptores del sentido del olfato. Eso significa, que podemos guardar en nuestra memoria olfativa olores o aromas que nos fijan en el presente, nos trasladan al pasado y nos proyectan al futuro, en el sentido que más tarde, por los olores podemos reordenar nuestras acciones, sentimientos, gustos y supervivencia. Podemos usar inciensos de mirra, sándalo, vainilla, rosas, limón, azahares, lavanda, jasmín y muchos otros.

TOME NOTA
Francisco Picado Valle, atiende sus problemas de salud con medicina natural, acupuntura, masajes, sauna, regulación de peso, orientación personal y balance de energías. Aún hoy puede integrarse a los cursos, 1. Medicina Natural y Acupuntura y 2. Masajes, infórmese. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo cine Rex 75 v. al lago. Teléfono: 2244-2888, celular: 8861 7881 y en El Raizón, km 20.2 carretera a Masaya, teléfono: 2279 9765,
e-mail: terapiasnat@yahoo.com