Misterios y Enigmas

El continente hundido


Hablar de la Atlántida es remontarse a cuatro siglos antes de Jesucristo, pues fue el filósofo Platón quien planteó su existencia en los escritos llamados “Diálogos”. Para los analistas se trata de un documento con datos inexactos, algunos lo tachan de mito o ficción, pero para los esotéricos y gnósticos es una realidad histórica y concreta que existió decenas de siglos antes de nuestra era.
La Atlántida, según Platón, era una isla muy grande, una especie de continente cuya historia sería marcada por la lucha de sus habitantes contra los atenienses, a quienes no pudieron vencer y estando en esa pugna, la isla se hundió en el mar a consecuencia de un cataclismo. Sus habitantes, edificios y bienes desaparecieron para siempre.

Sus orígenes
Según la historia, los dioses dieron a Poseidón el dominio y cuido de esa enorme isla, que se conoce como Atlántida. El primer habitante fue Evenor, quien tuvo una hija llamada Clito, de quien Poseidón se enamoró y por tanto la protegió en todo sentido, inclusive con corrientes de agua en círculo sobre la isla. Tuvieron 10 hijos, el primero fue Atlas, cuyo nombre fusionado con el del Océano Atlántico inspiró el nombre de la isla.
La Atlántida era un paraíso de minerales, maderas, recursos naturales, calidad de vida en alimentos e ingeniería hidráulica y agrícola. Uno de los grandes valores de los gobernantes y habitantes de la Atlántida era su gran sentido de organización, política y justicia, a tal grado que cada 5 años se hacía un encuentro para juzgar y proponer nuevas normas de convivencia. Pero poco a poco fueron alejándose de éstas normas que estaban escritas en láminas de oricalco, un metal más precioso que el oro, y tomaron una política guerrera y expansionista llegando a dominar parte de África, hasta que fueron vencidos por los atenienses y es cuando los dioses los castigan haciéndolos desaparecer en sus propias agua.
El tema de la Atlántida ha sido tocado por historiadores e investigadores de todos los siglos y de todas las latitudes. Muchos historiadores, filósofos y políticos se han adjudicado curiosos descubrimientos o reavivamiento de los primeros relatos de Platón, entre ellos está la coincidencia de que en Nahuatl, la palabra agua se escribe o pronuncia como “atl”; se le ha relacionado con la cadena de las antillas como los picos del continente hundido. Otros investigadores las han situado en las islas Azores. Modernamente, quien actualizó el tema, siempre en una atmósfera fantástica fue Julio Verne, en su novela, “Veinte mil leguas de viaje submarino”, quien en su viaje se encuentra con una civilización hundida.
Ignacio Donnelly, congresista norteamericano, escribió un libro sobre la Atlántida, regresando la atención de los investigadores que al mismo tiempo llegaron a la conclusión que podría ser una ficción. Sin embargo, la gran maestra, Madame Blavatsky, que escribió la monumental obra La Doctrina Secreta, dice que lo hizo sobre un texto ya escrito en la antigua Atlántida. En 1940, el médium Edgard Cayce, informó que en 1963, la Atlántida aparecería frente a las costas de La Florida. Curiosamente, en la fecha apareció una formación rocosa que se llamó Carretera de Bimini, discutiéndose si es obra humana o no. Son ya muchas las hipótesis pero el tema sigue en el tapete, a tal grado que en 2005 se celebró el primer congreso para ordenar las hipótesis. Un nuevo congreso para abordar el tema está programado en la ciudad de Santorini, isla de Creta, para el año 2010.

Sus secretos
La Atlántida es uno de los grandes enigmas de nuestra raza, su historia de alguna manera se conecta con lo vivido por los habitantes de Lemuria, quienes desaparecieron en el Océano Pacífico, o con los Maya, en Mesoamérica, que se dice desaparecieron súbitamente La diferencia es que de éstos si se tienen datos de su existencia y cultura.
La ciencia se tomado tiempo para conocer antropológica y geológicamente su existencia o evidencia, pero los sabios de todos los tiempos que tienen otros métodos de indagación y conocimiento, tienen actualmente mucha más información.
Los atlantes crecieron como una gran civilización, cultura e imperio y como tal, eso mismo los llevó a su destrucción, pues al obtener toda la tecnología y conocimiento posible, sectores se dedicaron al derrochar y contradecir los valores llegando a su autodestrucción. También se habla del cumplimiento del ciclo de 26,000 años, de los cambios de los polos de la tierra que pudo haber producido la catástrofe.
Los atlantes, según los investigadores, gozaron de grandes tecnologías entre ellos la energía del sol por medio de cristales que le daban recursos para la navegación marítima y aérea; no creamos que hasta ahora existen naves espaciales. Hicieron grandes adelantos por medio de cristales con la medicina, pudiendo no sólo diagnosticar a las personas, sino transformar genéticamente su estado celular y alcanzar la salud.
Mucho se relaciona la cultura atlante con las posteriores culturas precolombinas, toltecas, mayas, incas, inclusive de otras latitudes. Además se le asocia con un sin número de descubrimientos pétreos enigmáticos que tienen alguna relación con esas raíces.

TOME NOTA
Francisco Picado Valle atiende de lunes a sábado sus enfermedades con medicina natural, plantas, acupuntura, masajes, sauna, regulación de su alimentación y peso; orientación personal y balance de energías. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo Cine Rex, 75 v. al lago, mano derecha, T. 2244 2888 y 8861 7881 y en El Raizón, K. 20.2 carretera Masaya, T. 2279 9765, E-Mail: terapiasnat@yahoo.com