Misterios y Enigmas

Amuletos egipcios


Magnolia

Los misterios del antiguo Egipto siguen vigentes, ejemplo de ello es el formidable poder de sus diferentes amuletos y talismanes, así como sus sorprendentes edificaciones: las pirámides.

El escarabajo:
Es considerado como un potente amuleto de la buena suerte. En el antiguo Egipto, era un animal sagrado, símbolo del dios Khepera, la invisible fuerza creadora que mantenía al sol en su órbita diaria. Era costumbre reemplazar el corazón de las momias con un escarabajo, así se evitaba que les robaran el alma, por tanto era un símbolo de vida. No necesita preparación ni consagración alguna, aunque algunos lo hagan por sí mismo, ya vienen dotados de poder. Protege al portador de toda mala energía que algunas personas van dejando en el ambiente, además del daño que le pueden mandar sus enemigos. Basta llevarlo al cuello, como prendedor o pulsera y el portador estará fuera del alcance del enemigo.

Las pirámides:
Constituyen un cuerpo sólido que tiene por base un polígono cualquiera y por caras laterales triángulos que se reúnen en un mismo punto llamado vértice de la pirámide. Dicha estructura es propicia para ejercer cierta influencia sobre las encimas y hormonas de los seres vivos, además atrae vibraciones energéticas. Las pirámides manejan dos tipos de energía, una viene del centro de la tierra y la otra nos llega del espacio. Ambas energías conjugadas son benéficas para el equilibrio humano; atraen la buena suerte y las vibras positivas. Un consejo para protegernos es visualizar cada mañana una pirámide, imaginando que nos cubre de pies a cabeza. Este sencillo procedimiento nos cargará de energía y según piramidólogos, hasta ha habido casos de rejuvenecimiento.

El anillo egipcio:
Su nombre es Shen y representa la eternidad infinita mediante la ley de ciclos. Es el Sol Ra sobre la línea del horizonte al amanecer y al atardecer. Es considerado por los místicos como un potente amuleto para cuestiones amorosas, que es equivalente al anillo de matrimonio.

El ojo de Horus:
Es un amuleto que tiene la forma de un ojo humano, perfectamente dibujado, un poco alargado, sobre el que está delineada una ceja arqueada y un adorno fantástico, que baja del párpado hasta la mejilla. Protege a su portador contra el mal y los enemigos que acechan. Espiritualmente representa la visión supranormal y la medida exacta de todo lo que Dios mira. Llevarlo al cuello o en la muñeca será suficiente para que nos brinde protección.

La cruz Ankh:
Luego de las pirámides y los escarabajos sagrados, el símbolo más representativo del antiguo Egipto es la cruz Ankh. Su forma son dos líneas cruzándose en ángulo recto; o más bien un símbolo en forma de T con una pequeña circunferencia o asa, encima del punto del cruce del brazo principal, por cuyo motivo se le conoce como cruz ansata. Simboliza la unión entre lo femenino y masculino (brazos de la cruz), el cielo y la tierra (el asa y la columna central). Con ello atrae la buena suerte y la fortuna, además de proporcionar protección divina.

Sin duda, la cruz Ankh tiene un gran parecido a la cruz cristiana, por lo que es un elemento imprescindible en las ceremonias de consagración. La cruz Ankh debe medir entre 30 y 46 centímetros. Debe estar hecha de un metal puro, preferentemente oro, aunque también puede ser plata o cobre. El metal puede ser pintado de azul cielo o turquesa. La madera es un excelente material para una cruz egipcia.

Tome nota
Notas de consulta de la profesora MAGNOLIA. Parapsicóloga. Te ayuda a resolver tus problemas en el amor, contra envida, mala suerte, estudio, trabajo y negocios. Lectura del tarot y las cartas del trabajo. Amplia gama de productos esotéricos de efecto verdadero. Atiende previa concertación de cita, de lunes a sábado, de 9 de la mañana a 6 de la tarde, en el barrio Santa Ana, de la iglesia de Santa Ana, media cuadra hacia abajo, casa # 2010. Teléfonos: 22662262 / 86990842