Misterios y Enigmas

Un genio con poderes paranormales


Uri Geller es un israelita de padres húngaros que tiene grandes capacidades extra sensoriales y que por décadas ha sorprendido al mundo con sus espectáculos con el poder de su mente. Ha doblado metales como cucharas, detiene máquinas en funcionamiento, arregla relojes sin tocarlos, para escaleras eléctricas o funiculares, entre otras demostraciones asombrosas.
A la par de la gran admiración mundial de sus cualidades paranormales hay personas que lo consideran un prestidigitador, sin embargo, su fama lo ha hecho amigo fiel de varias celebridades mundiales entre las que se cuenta Michael Jackson, fallecido recientemente, con quien creó una amistad muy cercana, llegando a ser el ‘Rey del Pop’ su padrino de la renovación de votos en su matrimonio.

Fuera de serie
Uri Geller hizo sus primeras demostraciones a nivel mundial desde Alemania, aunque relata que desde niño en Tel Aviv hacía demostraciones de una manera corriente, tras el asombro de familiares, maestros y vecinos. Posteriormente viajó - ya con mucha fama - a Estados Unidos, donde se fue proyectando a la manera de un show man. Actualmente lleva una vida más privada, pero siempre está relacionado con actividades que tienen que ver con los fenómenos paranormales. Entre sus poderes mentales se encuentra la telepatía, es decir, la facilidad de comunicarse a distancia con otra u otras personas. Es zahorín, es decir, alguien que con una vara o un péndulo sabe encontrar aguas subterráneas, localiza desperfectos en cañerías o líneas eléctricas y hasta ha colaborado en encontrar mantos petrolíferos con lo que se ha agenciados buenos fondos para vivir como una celebridad.
El fenómeno más conocido es el doblar cucharas, pero además cambia la ruta de un chorro de agua sólo con señalarlo; hace subir la temperatura de un termómetro sólo concentrándose o descontrola la aguja de las brújulas. En uno de sus muchos libros que leí hace más de 30 años recuerdo que habla de que una vez iba en un vuelo de Pan American Air Line, y subió a ver una película y con solo concentrarse en el proyector desenrolló el carrete y toda la película se estropeó quedando todos los pasajeros y él sin poder verla. Tiene la capacidad, también, de hacer germinar semillas en tiempo récord o de inmediato, sin mediar ningún elemento físico ni químico.
Uri Geller ha practicado la hipnosis y eso le ha servido para deslumbrar y asombrar a los miles de auditorios que ha visitado en todo el mundo. En cuanto a su amistad con Michael Jackson, q.e.p.d, ha dicho que cuando supo de las acusaciones que tenía años atrás de pederasta o abusador de menores, no comprendía cómo podía suceder eso con una persona tan sensible y hasta ingenua. Asegura que se retiró un poco de Jackson, pero cuando fue declarado inocente, tras el arreglo económico, le practicó una sesión de hipnosis y le preguntó si había sido capaz de abusar deshonestamente de algún niño y Jackson contestó de inmediato que no, que nunca lo haría, y esa respuesta en ese estado regresó la confianza y la admiración que tenía por el astro del Pop.
Ha tenido en su camino muchos detractores, entre ellos James Randi, un talentoso mago que llegó a ofrecer un millón de dólares a Geller para que hiciera todas sus proezas en una especie de laboratorio, es decir, con diferentes pruebas científicas, de tal manera que quedara todo comprobado. Geller no lo hizo, en parte porque el reto fue para él o cualquier persona que señalara ser autor de proezas similares y, también, porque en muchas ocasiones Uri Geller falla en sus demostraciones, aduciendo que su cerebro en ese momento no está listo. Con esto prueba que es una capacidad, llamemos innata y que está sometida a ciertas reglas difíciles de comprobar. Muchos han afirmado que es posible que Uri Geller sea un extraterrestre o detrás de él estén seres de otra dimensión. Él vive en Inglaterra, es judío practicante y vive como cualquier ciudadano, sin embargo, sus fenómenos siguen admirando al mundo y las ciencias que estudian estos fenómenos.