Misterios y Enigmas

El Espiritismo


El espiritismo es una experiencia profunda que practican algunas personas que logran comunicarse con seres en otra dimensión y que puede servir para hacer bien o traer zozobra, dado que hay espíritus buenos y otros malos. Esta experiencia está reñida, generalmente por las iglesias, aunque en ellas mismas no deja de existir una profunda experiencia espiritista o espiritualista.
En el lado controversial están los espiritistas que invocan seres ya fallecidos para conocer informaciones, solicitar favores de salud u otro tipo de acciones que traen temor y estupor, sobre todo cuando los espíritus son utilizados para hacer acciones destructivas. Demás está señalar que hay personas que fingen ser espiritistas, y con engaños y subterfugios embaucan a personas pusilánimes o ingenuas.

Ser médium
A través del espiritismo se tienen muchos conocimientos, llamados ocultos, y se han escrito libros muy reveladores por personas superdotadas en esta práctica, que muchas veces es como una capacidad o don especial, otras veces es inducida o estudiada. Para estas acciones son claves los llamados “médium”, que fantástica y hasta grotescamente, pueden trasmitir voces, sonidos y discursos de personas de otra dimensión o logran relatar hechos ocurridos en cualquier tiempo con la fidelidad de un video o descubrir facetas de un crimen o de hechos ocultos, sobre todo, de nuestros antepasados.
Trabajar con los espíritus no es un asunto positivo. Si estos hechos suceden es por una circunstancia que no siempre comprendemos, es mejor alejarse de estas experiencias que traerán desasosiego y zozobra, alterarán nuestros sentidos y conducta hasta probablemente descontrolar la mente y el propio espíritu.
El interés de trabajar con espíritus casi siempre es por curiosidad o por un objeto concreto. La curiosidad en este campo no es conveniente. Cuando hay un objetivo concreto o por razones espirituales, debe asesorarse por un experto, sacerdote o pastor, pues son personas afines a la espiritualidad.
San Ignacio de Loyola es el abanderado del discernimiento de los espíritus. Manifestó que nuestra vida está rodeada de espíritus buenos y malos, donde muchas veces el malo se disfraza de bueno para atacar. Para ello recomienda los ejercicios espirituales y la oración; precisamente, para saber distinguir lo que viene de Dios o del demonio.

Espiritismo moderno
Actualmente, el espiritismo es una corriente o doctrina filosófica. Uno de sus mejores representantes es el francés Allán Kardec, con su obra “El libro de los espíritus”, escrito en 1857.
Fundamentalmente, un espiritista, llamemos académico, cree en Dios como un gran espíritu; en la reencarnación de las personas, en las leyes de causa y efecto, la evolución, según sus acciones, perfecciona o imperfecciona su condición. Se admite que los espíritus no sólo abundan en la tierra sino en otros espacios, que no existe infierno, cielo y purgatorio, sino la vida que sigue hacia el infinito de cada uno.
No creen en la Santísima Trinidad y piensan que Jesucristo es un ser super evolucionado a quien hay que seguir junto con las enseñanzas del evangelio. El espiritismo no tiene jefes, templos, altares ni liturgia y todo lo que se recibe es gratuito, sin paga de dinero por los beneficios. Se hace énfasis en el estudio y en el perfeccionamiento de la vida según el cristianismo, respetando todas las denominaciones. Los movimientos espiritistas han estado en todas las culturas, antiguas, primitivas, intelectuales, gobernantes, religiosos y simples ciudadanos. Hoy se conectan varios hechos como son los movimientos de objetos, voces, experiencias paranormales o fenómenos poltergeist.

Madame Blavatsky
El elemento clave para la experiencia espiritista es el médium o clarividente. Se trata de un hombre o mujer que entra en una especie de trance o concentración, puede percibir y transmitir mensajes, solicitudes y viceversa de lo que está empeñado en conocer. No es un fenómeno lógico, normal y ortodoxo pero existe. En todos los tiempos y en nuestras ciudades hay médium auténticos. Y en la historia se sabe de inventores, sabios, escritores, filósofos, religiosos que tienen esas cualidades y las utilizan.
Las centrales de inteligencia de la policía de algunos países le han servido estas experiencias para aclarar crímenes, encontrar a los delincuentes, encontrar personas u objetos perdidos. Uno de los ejemplos más contundentes es el de Madame Blavatsky, quien fue medio para que el maestro Morya dictara el libro La Doctrina Secreta. Cualquier persona que lea estos volúmenes se dará cuenta que está ante una obra, técnica, científica, histórica y doctrinariamente fuera de toda especulación. Además existen de referencia los otros libros de ella, como ‘Isis sin velo’.

TOME NOTA
Francisco Picado Valle atiende sus enfermedades con medicina natural, plantas, acupuntura y moxas; masajes y sauna; regulación de dieta y peso; orientación personal y balance de energías. El 3 de octubre inicia curso sobre cocina y dieta vegetariana. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo Cine Rex 75 v. al lago, T. 22442888 y 8861 7881 y en El Raizón, Km. 20.2 Carretera Masaya, T. 2279 9765 E-Mail: terapiasnat@yahoo.com