Misterios y Enigmas

En busca del Orden Interior


Sayali Baca

El orden interior está relacionado al estilo de vida que una persona puede llegar a concebir a través de la concentración individual, mediante las prácticas de meditación que elevan el espíritu y bienestar del ser.
Sentirse pleno y libre es parte de los efectos que se pueden llegar a experimentar cuando se elije tener un orden interior. De esta manera puede encontrar respuestas a esos obstáculos que no le dejan avanzar con disposición y disciplina en las prácticas de meditación.
Para encontrar el orden interior, el Gurú Gerardo Motoa de origen colombiano, explica que “todas las personas deben introducirse en la meditación, que no es más que una posibilidad que ha desarrollado el ser humano a partir de sus propias necesidades de estar bien consigo mismo”.
“Entrar al mundo del bienestar interno u orden interior, la meditación en el hombre, surge como un instrumento para quien le interesa vivir más allá de lo ordinario dentro de una sociedad”, refirió.
El orden interior es parte de un estado y una técnica de concentración mediante la meditación, “porque esto es la vivencia de un silencio interior, pero también los seres humanos viven el bullicio interior, en un desorden totalmente desajustado, sin saber si van o vienen, no encuentran satisfacción o angustia existencial en ello”, dice Motoa.
Una vez que las personas inician con la meditación en busca del orden interior, deben empezar un estado de integración con el entorno, luego una relajación profunda, para que el individuo se vaya serenando y su mente entre en un estado meditativo, puesto que muchas veces el desorden se deriva en la mente dispersa y difusa, sostiene el experto.
“No hay que pertenecer a un grupo, escuela o espacio en particular para encontrar ese orden anhelado, pero tampoco se descarta porque con éstas es probable que se pueda facilitar el proceso, por la disciplina que se requiere”, continúa.
Desde el hogar las personas pueden concebir la concentración desde técnicas muy elaboradas hasta las más sencillas, por ejemplo: si una persona consigue fijar su atención en algo en particular como puede ser la respiración, un objeto o bien una luz, podrán sentir que la mente se despega totalmente del entorno para entrar en un acto lleno de espiritualidad.
El experto dice que lograr ordenar nuestro interior, no es un acto para unos pocos, sino que es de mucha utilidad para todos, no se excluye a ningún ser humano que quiera cambiar su ritmo de vida.
Es importante recalcar que la ausencia de paz no tiene nada que ver con la falta de problemas, es decir, todas aquellas personas que han encontrado su paz anhelada, no significa que su vida esté libre de conflictos, sino que al experimentar ese orden interior sabrá resolver los problemas de una mejor manera, pues “una vida sin dificultades o sin retos, sería aburrida”, comenta el gurú.

Recomendaciones
Se recomienda que si no puede llegar al estado de concentración por sí solo, es bueno que se acerque a un grupo que practique estas técnicas, para avanzar relativamente más rápido.
Si por la lejanía no puede asistir a un centro especializado en meditación, es conveniente que ajuste su tiempo en su quehacer diario y saque de unos 10 a 20 minutos de su tiempo para concentrarse en su propia espiritualidad, esto debe ser por la mañana o al finalizar la tarde para mayor efectividad.
Todos los seres humanos deben ver los obstáculos o conflictitos que genera la vida como una prueba u oportunidad y no como un castigo, para poder estar en sincronía con la autotransformación individual y espiritual en el ordenamiento.
El camino definitivo que puede seguir una persona para transformar su existencia en la tierra es vivir la vida con otros sentidos, es decir de una manera más plena.
“Hay que tomar en cuenta que si no hay existencia no hay meditación, porque la vida depende de la existencia y para llegar al camino de la espiritualidad tiene que haber ética dado que ésta se basa en los principios universales”, puntualiza Motoa.

Fuente: Red Cultural GFU, para la Fraternidad. Teléfono: 22774329. Celular 84667542 con Landolfo Espinosa.