Misterios y Enigmas

El mensaje de tus labios


Magnolia

Siempre se ha convenido en afirmar que las características de la boca y los labios de las personas definen la representación de los sentimientos y las pasiones. Los fisonomistas definen entre 10 y 20 tipos de labios y atribuyen a cada uno rasgos concretos de personalidad.
Labios con las comisuras vueltas hacia arriba: parecen definir una expresión sonriente y por tanto definen a un tipo humano optimista, muy adaptado a las relaciones sociales, sensible e inteligente.
Labios con las comisuras vueltas hacia abajo: son los labios melancólicos por excelencia, labios de personas inseguras y pesimistas, introvertidas y con dificultad para comunicarse con los demás.
Labios asimétricos: en la mayoría de los labios casi existe total simetría, sin embargo hay un tipo de labios en los que existe una evidente asimetría. En estos casos se indican cualidades para la ironía y la tranza. Se trata de personas frágiles y desconfiadas en su trato con los demás.
Labio superior más grueso que el inferior: indica personalidades intolerantes y de trato complicado, arrogancia y ambición, complejo de superioridad. Personalidad compleja y contradictoria con constantes cambios de orientación.
Labio inferior saliente: persona superficial, de pocas convicciones, se deja arrastrar por los demás. Se forja grandes proyectos que luego es incapaz de llevar a la práctica. Es incapaz de examinar las situaciones con objetividad y buen criterio.
Labio superior saliente: persona de buen carácter, sociabilidad extremada, le cuesta poco hacer nuevas amistades. Suele ser un buen árbitro en los conflictos, tolerante, sincero y comprensivo. Le gustan las relaciones sociales y los trabajos que implican relación con la gente.
Labios carnosos: es la boca propia de las personas dubitativas y muy sensuales que buscan solamente una vida fácil y sin complicaciones. Les encanta el amor de los demás, están dispuestos a darlo y recibirlo sin límites.
Labios extremadamente finos: siempre son personalidades introvertidas y tienen dificultades en mantener relaciones sociales a causa de su timidez. Cuando se logra salvar la barrera que colocan para acceder a ellos, se trata de buenas personas.
Labios arrugados: las personas con estos labios evidencian malhumor y amargura interior. Tienen dificultades en el trato con los demás. Tendencia al victimismo, atribuyen a otros los propios fallos y errores.
Labios cerrados: son los labios propios de sujetos que saben controlar sus propias emociones y sentimientos. Carácter codicioso y seguro de sí mismo, capaz de alcanzar las más altas cuotas de poder.
Labios abiertos: indican una personalidad que se muestra extremadamente agresiva con los demás. Es impulsivo y frecuentemente intolerante, que considera enemigos a quienes no comparten sus propios puntos de vista.