Misterios y Enigmas

La naturaleza trabaja a tu favor


Penélope

Existe un momento para cada asunto, y existe también uno para la magia. Ello quiere decir que puedes hacerlo con las fuerzas de la naturaleza trabajando a tu favor y cualquier intento que realices tendrá mucha más posibilidad de éxito.
La magia es algo cambiante, siempre diferente, profundamente influenciable por la hora en que se realice, la fase del Sol o de la Luna que rija, si sopla el viento del este a oeste; la naturaleza es su misma esencia.

La luz solar da vida
El día está marcado por el Sol, una energía cálida, masculina. La luz solar imprime fuerza, da vida, es expansiva, impele a comunicarse, salir, explorar, intentar cosas nuevas. El Sol te ayudará a que tengas como objetivo las relaciones sociales, los temas de trabajo, dinero, viajes y el amor que inicia. De esta manera, parecido a las fases de la luna, el día también tiene sus fases solares. Comienza con el amanecer, un momento especialmente sublime en el que la mente se halla en su punto más energético y a la vez más vulnerable, es cuando mejor funciona la magia. Prueba a descubrirla con los primeros rayos del sol; no hace falta que hagas nada ni que invoques ningún poder, solamente observa y siente.
La salida del Sol será una buena aliada para los procesos mágicos relacionados con los comienzos, al cambio o la purificación; un momento idóneo para que te plantees encontrar un nuevo amor, un nuevo trabajo, curar un corazón roto, recuperar la salud tras la enfermedad o encontrar la esperanza en el futuro tras los malos momentos. La magia del amanecer siempre se realiza mirando hacia el este, por donde sale el Sol.

El Sol manifiesta todo su poder
Otro hito fundamental del día solar es el mediodía, cuando el Sol se halla en el punto más alto de su recorrido; en ese momento manifiesta todo su poder, irradia vigor y fortaleza, cualquier magia que realices recibirá un impulso extra. Las vibraciones son excelentes para efectuar esfuerzos que impliquen capacidades mentales, salud y energía física.
Puedes considerar el crepúsculo como una pequeña muerte. Con la desaparición del Sol llega la hora de rendir cuentas, relajarse y descansar, para recuperar parte de la energía empleada durante el día. La llegada de la noche es buena para la magia que implica reducción o aligeramiento. Esta fase conlleva la desaparición del estrés y la confusión, y también ayuda en las dietas mágicas. Cuando trabajes durante la puesta del Sol mira siempre hacia el oeste, porque por ahí desaparece el último de sus rayos.

TOME NOTA
* Textos de estudio de PENéLOPE. Parapsicóloga. (Código 95703, Profesional School, 2002, Miami Florida). Especialista en la interpretación del tarot y las cartas de los ángeles. Terapias alternativas para el control mental y mejorar tu calidad de vida. Consejería en tus problemas laborales, de negocios y sentimentales. Atiende de lunes a sábado de 9 de la mañana a 5 de la tarde, previa cita. Teléfonos: 2897207 / 9380153, Managua.