Misterios y Enigmas

El lenguaje de los ojos


Entre todos los rasgos del rostro humano, los ojos son sin duda los más elocuentes. Hay quienes descifran si les mienten o si su interlocutor es una buena persona, sólo con verlos directamente.
Los ojos se mantienen a lo largo del tiempo. Incluso hay quienes durante muchos años sin verse con otra persona bruscamente, cuando se encuentran, se reconocen al verse a los ojos. En fisionomía, los ojos se valoran teniendo en cuenta tres elementos diferenciados: el color, la situación y la forma. Veamos qué nos indica cada uno de estos elementos.
Color
El color es el elemento que más llama la atención cuando percibimos una mirada. El color del iris ha provocado muchas polémicas entre fisionomistas y frenólogos. Estos últimos no le atribuían ningún valor, y entre los primeros existían distintas valoraciones que no siempre son convergentes.
Ojos negros: indican una personalidad fuerte, pero nerviosa, dotada de una alta capacidad para el raciocinio y que suele utilizar la astucia para conseguir sus objetivos.
Ojos grises: a pesar del atractivo que pueden destilar, se les asocia a la falsedad, la mentira y la capacidad para el engaño. Quienes tienen esta tonalidad en el iris son al mismo tiempo personas joviales y optimistas; sean hombres o mujeres, existe una cualidad común: la coquetería y la preocupación por agrandar.
Ojos verdes: propios de personas con el genio a flor de piel, agresivas e irritables con suma facilidad. También tienen rasgos de bondad y benevolencia. Son inteligentes y valientes en los combates.
Ojos azules: indican personalidades ambiciosas dotadas de un fuerte sentido práctico y hábiles en los negocios. Es un tipo de persona en quien la imaginación tiene un gran papel, preponderan y suelen realizar fugas frecuentes hacia la fantasía.
Posición de los ojos
Ojos separados: cuando la distancia que existe entre los extremos más próximos entre ellos es superior a tres centímetros. Caracterizan a las personas dotadas de un ego extremadamente fuerte, oportunistas, a menudo sin escrúpulos, que intentan aprovechar cualquier situación en beneficio propio. Personas de trato difícil que cuentan con pocos amigos a quienes no les interesa para nada la amistad de los demás. Cuando ésta existe no es sincera y se trata sólo de un medio que utilizan para aprovecharse de los demás.
Ojos juntos: cuando la distancia que separa los extremos más próximos de ambos ojos es menos de tres centímetros. Caracterizan a personas francas, leales y cordiales, muy atentas, afables y con ganas de servir a los demás. Algunos son sujetos extremadamente tristes que han sufrido mucho en la vida. Su carácter es positivo e intentan superar cualquier dificultad.
Ojos oblicuos: existen de dos tipos, los ojos oblicuos hacia el interior del rostro y los oblicuos hacia el exterior. Los primeros son propios de los pueblos orientales, pero aparecen también en la fisionomía de otras razas. Caracterizan a personas sensibles y tímidas. En cuanto a los segundos, son característicos de personas románticas e ingenuas, propensas al sufrimiento. Su trato es dulce, melancólico y proclive a la tristeza.
Tamaño de los ojos
Hay rostros tan grandes que el tamaño de los ojos parece extremadamente pequeño, y viceversa. En cualquier caso, lo que interesa tener en cuenta es el tamaño relativo de los ojos en relación con la totalidad del rostro para saber si son grandes o pequeños. Lo que cuenta, en definitiva, a la hora de definir el tamaño de los ojos, es el tamaño del iris.
Ojos grandes: propios de personas imaginativas y versátiles. Hacen gala de una sexualidad que exteriorizan a través de la mirada. Tienen dificultades en relacionarse con los demás. Pueden hacer amistades con gran facilidad, pero casi inmediatamente rompen la relación. Son impulsivas y volubles.
Ojos pequeños: inteligentes e intuitivos. El aspecto negativo en este tamaño de ojos es la envidia. Hay entre ellos grandes manipuladores dispuestos a utilizar sus relaciones personales en beneficio propio. Las relaciones con los demás, siendo buenas, están condenadas, antes o después, al fracaso.
TOME NOTA
Notas de consulta de la profesora Magnolia. Parapsicóloga. Te ayuda a resolver tus problemas en el amor, contra envidia, mala suerte, estudio, trabajo, negocios. Lectura del tarot y las cartas del trabajo, amplia gama de productos esotéricos. Atiende de lunes a sábado de nueve de la mañana a seis de la tarde, previa concertación de cita. Barrio Santa Ana, de la iglesia de Santa Ana, media cuadra hacia abajo, casa # 2010. Teléfonos 2662262 / 6990842. Managua.