Martes

Las playas de las mujeres solas

Tal como en la vida hay amores que nunca pueden olvidarse, según Luis Miguel, también hay cosas difíciles de explicar.

— —

Una de esas cosas son los fenómenos paranormales, apariciones;
de vírgenes como la ocurrida en Lourdes en Francia, y la;
virgen de Fátima en Portugal. Además de otros eventos como el;
accidente de la nave espacial Apollo 13, o el misterio del;
Triángulo de las Bermudas, hechos que su propia existencia;
trascienden más allá de los tres dedos de frente de cualquier;
simple y silvestre mortal. ;


Pero hay situaciones que por ser tan cotidianas, suelen;
salirse de nuestras pláticas en los bares universitarios o en;
cualquier otro lugar donde uno pueda sentarse, y acodarse. Una;
de esas es la existencia de las tortugas, esos lentos y;
"conchudos" animales, de las que tantas veces nos hemos;
aprovechado bien para reconocer la "cara de barro" de muchos;
bróderes o para calmar el tigre que cada uno de nosotros lleva;
en su tanque. ;


Alrededor de "la bolita del mundo" existen ocho especies de;
tortugas marinas, seis de las cuales existen en Nicaragua.;
Tortugas paslamas, verdes, baulas, toras, carey y toritas, son;
las variedades que se conocen por estas tierras, familiares en;
primer grado de los dinosaurios, por lo que se dice que las;
primeras tortugas asomaron hace más de 200 milones de ańos. ;


Capítulo aparte merecen las tortugas paslamas, especie en;
peligro de extinción, que se caracterizan por sus masivas;
puestas de huevos en las playas. Estas tortugas arriban a;
desovar en varias playas del mundo, en su mayoría en;
la India, Ostional-Nancite, en Costa Rica, y a las playas;
Escobillo, en México. En Nicaragua existen dos lugares donde;
llegan cada ańo: Chococente en Carazo, y La Flor en Rivas. ;


ESPIRITU MIGRATORIO;


Las tortugas paslamas son las más pequeńas que existen. Pueden;
pesar, a lo sumo, 45 kilogramos, y más de alguna puede llegar;
a vivir hasta los 60 ańos. Esa longevidad, junto a su forma de;
reproducción y hábitat marino, la hacen ser uno de los;
animales más misteriosos que se conozcan.;


Ese misterio radica en lo que los especialistas han llamado la;
"edad perdida" de las tortugas. Según estudios, el período de;
reproducción de las tortugas puede durar hasta 15 ańos, tiempo;
en que se pierden quién sabe en qué parte del mar, hasta que;
alcanzan la edad juvenil y regresan a las playas a depositar;
sus huevos.;


El único contacto de las tortugas con tierra firme es cuando;
llegan a desovar a las playas. Los tortugos pasan toda su vida;
en el agua. ;


Dónde permanecen entre esos ańos estos milenarios seres, aún;
no ha sido descubierto. Incluso muy poco se conoce sobre el;
avistamiento de tortugas en alta mar. Por su espíritu;
migratorio se cree que, cuando se pierden, es que andan;
poniendo huevos en otras playas. Igual de enigmático es el;
hecho que, como impulsados por su memoria, ellas ponen sus;
huevos en el lugar, por decirlo así, donde dejaron el ombligo. ;
;
La vida íntima de las tortugas, tiene un dato curioso: es su;
carácter "promiscuo". Las tortugas copulan con cualquier;
tortugo que se encuentren a su paso, así sea con su hermano.;
Pueden llegar a tener hasta seis relaciones sexuales por día,;
las que ocurren por medio de un abrazo, que puede durar hasta;
cuatro horas. Una buena manera de perpetuación de la especie.;


Cada ańo, y por las noches, a las playas de Chococente y La;
Flor, arriban, ya sea solas o en grupos, miles de tortugas. El;
período máximo de esas arribadas masivas es entre septiembre,;
octubre y noviembre. Tres arribadas por ańo es lo que se le;
atribuye a cada tortuga, en las que ponen entre 90 y 120;
huevos. ;


PERIODOS DE VEDA;


Por ser una especie en peligro de extinción, en Nicaragua;
existen los llamados períodos de veda, tiempo en que se;
prohíbe la extracción de los huevecillos de sus nidos.;


Generalmente los períodos de veda inician en julio y culminan;
en enero. Para los que anotan, según el Ministerio del;
Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), 44 mil 148 tortugas;
paslama, toras y tortugas carey arribaron a poner sus;
huevecillos en las playas de Chococente, en Carazo, y La Flor,;
en Rivas, consideradas "Las Playas de las Mujeres Solas". ;


En ese lapso, las tortugas pusieron aproximadamente cuatro;
millones de huevos, de los que sólo 602 mil 520 huevos;
aguantaron los cincuenta días en que se gestan las tortugas.;
Análisis posteriores, revelan que sólo sobreviven seis;
tortuguitos por cada mil huevos. Más dramático aún es el hecho;
que de esos seis, sólo uno o dos llegan a adultas.;


Tal desproporción ocurre por la debilidad de los tortuguitos.;
Entre ellos se impone la ley del más fuerte, pues al salir de;
sus "casas", cada uno batalla por subir a la superficie.;
Muchos quedan enterrados en la arena; otros abrazados por el;
sol. Pero gran parte de ellos, en el fondo de un plato,;
adornado con ensaladas y demás aderezos. ;


Hasta la fecha el MARENA ha reportado la arribada de más de 4;
mil 515 al refugio de vida silvestre de La Flor, en Rivas.;
Metiéndole pluma se podría decir que, si se espera que este;
ańo arriben unas 40 mil tortugas a las playas del Pacífico, al;
final de la veda se contabilizarán más de 3 millones 840 mil;
huevecillos. Vale seńalar que el sexo de los tortuguitos está;
determinado por la temperatura.;
;
ACUERDO ENTRE POBLADORES Y EL MARENA;


Pero el período de veda implica que el MARENA debe entregar a;
las familias que viven en las cercanías de las playas, buena;
parte de los huevecillos puestos. Esa entrega es gracias a un;
acuerdo con los pobladores para que se abstengan de extraer;
los huevos en los siete meses que dilata la veda y cooperen;
junto al ejército, en la vigilancia del desove de las;
tortugas. Todo eso, a cambio de los embriones de las tortugas.;


A las familias de 17 comunidades aledańas a las playas de;
Chococente, se les entregó en la veda pasada casi 30 mil;
docenas de huevos.;


En este asunto de la veda de las tortugas hay una marcada;
contradicción entre el MARENA y los pobladores. Por un lado,;
está el punto de vista ecológico que le imprime el MARENA y;
demás grupos ambientalistas para salvar a las tortugas;
paslamas. Por otro lado, están los moradores de las;
comunidades cercanas a las playas que tienen en las huevos de;
tortugas su principal fuente de ingresos. ;


De lo que no se duda es que las vedas han sido beneficiosas.;
Estadísticas del MARENA registran que en la veda del 95-96;
anidaron, en Chococente, más de 83 mil tortugas; entre los ańos 96-97, desovaron más de 50 mil tortugas. Pero los múltiples trastornos climáticos provocados por el fenómeno El Nińo, produjeron que en la anterior veda sólo anidaran poco más de 40 mil tortugas.;


La lucha que libran las diversas instituciones ambientalistas,;
entre ellas la Fundación Cocibolca, para proteger a las;
tortugas, es amplia. Concientizar a los habitantes de la;
necesidad de conservarlas, protegerlas de los ladrones de;
huevos, luchar contra los depredadores, como cangrejos,;
zopilotes, aves marinas, mapachines, además de enfermedades, y;
la contaminación de las aguas.;


Esas son parte de las experiencias que enfrentan para proteger;
a las Lepidochelys olivacea, las tortugas paslamas.