Martes

Presidente Alemán la bautizó con apodo

Según ella, fue el mismo presidente Arnoldo Alemán quien la bautizó como "La Chilindrina", apodo que la ha hecho tan conocida como la misma Xica Da Silva, y que le ha abierto las cuentas de créditos en las pulperías de la Colonia Morazán.

— Joaquín Torres —

Excepción hecha de las pecas, en verdad se parecen. Son como;
dos gotas de agua, con la diferencia de que una viaja por el;
mundo ganándose los frijoles con su clásico llanto, mientras;
que la otra es nicaragüense, y periodista del Canal 8 de TV.;
Esa otra mitad es Lucía Pineda Ubau. ;

;
Cuando se inició en la televisión, en 1994, creía que los;
casetes de las cámaras filmadoras se volteaban para grabar en;
ambos lados, como los de las radiograbadoras. ;

;
Ahora, cuatro ańos después es casi una experta manejando las ;
cámaras de televisión, y ya no piensa en voltear los casetes,;
como quiso hacerlo un día, porque su principal pensamiento, en;
estos momentos post Mitch, es Dios. Lucía, o la chilindrina;
(como quieran), es evangélica convencida desde hace algunos;
ańos, cuando leyó sobre los cuatro jinetes del Apocalipsis.;

;
"Claro, lo llevo a mi manera, pero cuando tengo tiempo visito;
bastante una Iglesia que se llama "Emaús'", dice Lucía;
mientras junta sus manos, como en plan de oración, pero a la;
vez como para dar fe de que es una santa.;

;
LA "SACACLAVOS" DEL NOTICIERO;

;
Su primer prueba de fuego frente a una cámara fue en 1994,;
cuando estaba en tercer ańo de la carrera de Periodismo en la;
UCA, en el noticiero Extravisión, que en ese entonces se;
transmitía en el Canal 4.;

;
"Inicié atendiendo denuncias de los televidentes, y después me;
convertí en la "sacaclavos" del noticiero, porque me mandaban;
a todos lados", recuerda Lucía, que quien debe, según dice,;
sus primeras experiencias como reportera a sus colegas Daysi;
Torres y Josie Castillo.;

;
Pero si Lucía a algo le debe la notoriedad que ha alcanzado,;
es a los casos de las denuncias por supuestos comportamientos;
indebidos (ahora que el término está de moda) del ex;
presidente Daniel Ortega contra su hijastra Zoilamérica;
Narváez. Además, el caso del "Narcojet", que salpicó por;
completo al gabinete y al propio presidente Alemán.;

;
Con el caso del ex presidente Ortega, muchas personas la;
acusaron de ser una abanderada y hasta portavoz de;
Zoilamérica, quien casi a diario aparecía denunciando a Ortega;
en los noticieros del Canal 8. Esta afirmación ella la;
desmiente en seco: "Sólo quería saber la verdad".;

;
"Yo quería que el comandante (Ortega), le explicara la verdad;
a los sandinistas, y por eso siempre le preguntaba si había;
violado o no a Zoilamérica", dice Lucía, quien conserva copias;
de veinte cartas que le envió a la esposa de Ortega, Rosario;
Murillo, para que le aceptara una entrevista.;

;
Pese a todo el aprecio que dice tener por Ortega, Lucía ;
prefiere "cortar flores" con el presidente Alemán.;

;
LE GUSTA MAS ALEMAN QUE ORTEGA;

;
"Antes el presidente me caía mal, porque era muy vulgar y;
grotesco, pero ahora me cae súper bien porque es más abierto,;
más simpático, más chabacano, mientras que Daniel es muy frío,;
flemático, y casi ni se ríe", comenta Lucía.;

;
Lo malo del Presidente, dice Lucía, son sus guardaespaldas;
(ella quisiera que fueran como Kevin Costner) que siempre se;
aprovechan de su nobleza, la empujan cuando está cerca del;
presidente, y en el extremo de la confianza le dicen:;
"apartate chilindrina, que mucho jodés".;

;
Lucía recuerda que fue en uno de esos ataques de "simpatía",;
en julio de 1997, que el presidente le dijo: "Qué fregás;
chilindrina". "Desde entonces, y con una pequeńa ayuda de la;
Cámara Matizona, me quedé como "chilindrina", dice Lucía,;
quien no se enoja que la comparen con el personaje que encarna;
desde hace muchos ańos, la mexicana María Antonieta de las;
Nieves.;

;
"Al contrario, me divierto con ese apodo porque siento que la;
gente me conoce, y que han visto mi trabajo en la televisión",;
dice Lucía.;

;
Ya rebasó la meta del chelín de ańos, cumplidos justamente el;
día Internacional del Periodista, el 8 de septiembre. Es la;
segunda en la nómina de seis hijos que le tuvo dońa Lucía;
Ubau, su mamá (tica), a don Francisco Pineda, su papá. ;

;
Su ombligo lo dejó en San Miguelito, Río San Juan. Sus;
primeras tareas en una escuelita de la Colonia Morazán. Sus;
primeros novios en el Instituto Gaspar García Laviana. Sus;
esperanzas de triunfo las tiene cifradas en ser su propia jefa;
(en dirigir un noticiero de TV), tener en que caer muerta, y;
esperar que Dios se acuerde de ella, y le regale dos nińos.;

;
LE GUSTARIA SER MADRE;

;
"A decir verdad, me gustaría ser mamá, pero me da miedo morir;
de parto, como le ha ocurrido a varias de mi familia", afirma;
Lucía, una fiel amante de Bienvenidos, de Shakira, de Radio;
Ya, de los Expedientes Secretos (porque le encantan los ojos;
de David Duchovny), de la tembladera que le agarra a la Xica;
Da Silva a la hora de hablar, y del Salpicón que dice preparar;
con singular maestría.;

;
Con dificultad llega a los 1.55 metros de altura. Es morena,;
crespa, media gordita, de lentes (a causa de su miopía),;
risueńa (suele reír sus propios chistes), y ordenada hasta la;
pared de enfrente, a tal grado que tiene archivadas todas las;
noticias que ha elaborado desde que aterrizó en el Canal 8, el;
12 de enero de este ańo.;

;
"Tengo mi archivo para defenderme de alguna acusación, y para;
llevárselo a enseńar a mi mamá que vive en Costa Rica, con mis;
cuatro hermanos", dice Lucía.;

;
La ausencia de su mamá, que se fue para Costa Rica en 1990, ha;
sido uno de los golpes más duros que le ha tocado soportar.;
Por ello, trata de no pasar mucho tiempo en su casa, para no;
recordarla a cada momento, y más tiempo en el Canal 8, donde;
se siente como un pez en el agua.;

;
Desde que hizo su primera presentación en cámaras (en;
septiembre de 1995, durante una de las erupciones del Volcán;
Cerro Negro), ha pasado mucho tiempo, y muchas noticias. ;

;
QUIERE MAS AMIGOS Y MAS DINERO;

;
Es una de las reporteras más productivas del Noticiero 100 %;
Noticias. Pero una de las más criticadas entre sus colegas,;
por el tipo de preguntas que hace en las conferencias (a veces;
fuera de tono con el tema que se está tratando). ;

;
Ante eso, ella se defiende con una frase que dice se la;
enseńaron en la UCA: "Un periodista no está obligado a saberlo;
todo, y por eso debe preguntar de lo que sea". Esta frase ella;
la ha tomado como un principio rector de su profesión, al;
igual que el dicho aquel de: "Todos los días se aprende algo".;

;
-Lucía, y si viniera la CBS a buscar como contratarte, ¿Cómo;
te venderías? ;

;
-Piensa. Existe y luego responde: "Como una mujer auténtica,;
no fingida, y con mucho que ofrecer por la vida.;

;
-¿Te falta algo por hacer? ;

;
-Cabalga una pierna sobre la otra. Enrolla aún más el;
periódico que sostiene sobre sus manos, y entre risas;
nerviosas responde: "Más amigos, y más riales". ;