Internacionales

15 muertos y 36 heridos por tragedia aérea en Venezuela


CARACAS / EFE

Al menos 15 personas murieron y 36 resultaron heridas en un accidente aéreo ocurrido ayer en Ciudad Guayana, en el sureste de Venezuela, cuando un avión de la compañía estatal Conviasa procedente de Isla Margarita se estrelló a escasos 10 kilómetros del aeropuerto de destino.
El gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez confirmó que en la aeronave viajaban 51 personas, 47 pasajeros y 4 tripulantes.
Rangel elevaba así la cifra oficial de personas a bordo, que, en las primeras horas del accidente, las autoridades habían dicho que eran 47.
El accidente se produjo a las nueve de la mañana con 50 minutos ( hora local) , cuando el avión se precipitó al suelo, cerca de uno de los portones de entrada de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), en Ciudad Guayana (Puerto Ordaz), apenas a 10 kilómetros del Aeropuerto Internacional “Manuel Carlos Piar”.
En declaraciones a la prensa, Rangel valoró la “intervención inmediata” de las autoridades regionales, que permitieron el rescate de 36 pasajeros con vida y su rápido traslado y hospitalización en diferentes centros sanitarios de Ciudad Guayana, a unos 730 kilómetros al sureste de Caracas.
“Lamentablemente tenemos 15 cadáveres que están siendo identificados.
La tarde de ayer lunes, las autoridades y equipos de Socorro seguían trabajando en el lugar del accidente.

Nave cayó sobre material desechable
Asimismo, el gobernador explicó que no se produjeron víctimas en tierra porque el avión cayó sobre un patio de material de desechos de Sidor.
Se desconocen, por el momento, las causas del accidente, pero según informaciones extraoficiales, el piloto de la aeronave perdió el control y trató de realizar un aterrizaje de emergencia en una zona de almacenaje de Sidor, uno de los principales centros industriales de Venezuela.
Óscar Crespo, trabajador de Sidor y uno de los primeros en acudir en ayuda de los heridos, dijo a los periodistas que sintió “el fuerte impacto del avión en el patio y cuando salimos vimos al avión en llamas”.
El ministro venezolano de Transporte, Francisco Garcés, informó, por su parte, que en el lugar del accidente se encontraba una comisión técnica para comenzar las averiguaciones oficiales con el objetivo de esclarecer los motivos del siniestro.
Garcés agregó que gracias a “la intervención oportuna de las autoridades pudieron rescatar a una gran cantidad de personas”, y destacó el hecho de que “un gran número de personas ha sobrevivido”.
Asimismo, el vicepresidente de la República, Elías Jaua, destacó en una comparecencia que están “actuando con todos los equipos de rescate y médicos para atender a los sobrevivientes”.
El avión, un ATR-42 de fabricación franco-italiana, pertenece a la compañía estatal Conviasa, y salió de Porlamar, Isla de Margarita con destino a Ciudad Guayana.

Se trata del accidente aéreo más grave en Venezuela en los últimos años, tras el sucedido en febrero de 2008, cuando un avión que cubría la ruta Mérida-Caracas se estrelló contra una montaña de los Andes y en donde fallecieron 46 personas.
En enero de 2008, un avión con 14 personas, entre ellos 8 turistas italianos y un suizo, cayó al mar Caribe cuando volaba de Caracas al archipiélago de Los Roques, uno de los principales destinos turísticos de Venezuela, sin que se encontraran los restos.
Tres años antes, un avión de la compañía colombiana West Caribbean Airways, que cumplía la ruta entre el aeropuerto panameño de Tocumén y el de Lamentin, en Martinica, se precipitó al suelo con 152 turistas franceses y 8 tripulantes colombianos, en el estado venezolano de Zulia, fronterizo con Colombia. No hubo sobrevivientes.