Internacionales

“Earl” pierde intensidad

* Sacudidas varias islas frente a Carolina del Norte

KITTY HAWK / AFP
El huracán “Earl” se acercaba anoche a la costa este de Estados Unidos, mientras decenas de miles de personas escapaban de sus poderosos vientos y lluvias que comenzaban a sacudir varias islas frente a Carolina del Norte (sureste).
La tormenta del Atlántico más fuerte de 2010 se aprestaba a pasar mar adentro frente a Carolina del Norte para seguir luego hacia el norte, amenazando con causar estragos durante el fin de semana largo del Día del Trabajo, que marca el final del verano, y generalmente atrae a millones de turistas a las playas.
Mientras, el Centro de Huracanes estadounidense, advertía que los vientos más poderosos de “Earl” golpearán una distancia de unos 110 kilómetros de su centro, por lo que miles de residentes de las áreas bajo amenaza buscaban refugio lejos de la costa.
Los meteorólogos estadounidenses dijeron que aunque “Earl” disminuiría su potencia gradualmente, llegaría anoche muy cerca a la costa como un huracán con gran poder destructivo.
“Ya estamos sintiendo las condiciones de la marea alta”, dijo Cyndy Holda, funcionaria del Parque Nacional de Cabo Hatteras.
Grandes y destructivas olas
“El aumento de la marea estará acompañada por grandes y destructiva olas”, advirtió, señalando que esto “probablemente provocará marejadas y corrientes peligrosas” durante el fin de semana.
Autoridades estadounidenses dispusieron la evacuación obligatoria de miles de residentes y turistas de las Islas Hatteras en Carolina del Norte. Miles más recibieron la orden de abandonar la Isla Ocracoke, donde el único enlace con el continente es por un servicio de ferry.
“Earl” provocó una advertencia de huracán desde la frontera de Carolina del Norte-Virginia hasta Delaware y Massachusetts, incluyendo las turísticas islas de Martha’s Vineyard y Nantucket.
Está vigente el alerta de tormenta tropical en la zona de la Bahía de Chesapeake, en Long Island, Nueva York, y en partes de Nueva Jersey, Massachusetts, Maine y Nueva Escocia en Canadá.
El paso del huracán por la zona podría provocar inundaciones, el cierre de rutas por escombros y árboles caídos, cortes de energía y la cancelación de vuelos si las condiciones empeoran, advirtieron las autoridades de emergencia.
“Hoy es un día de acción, la gente necesita completar rápidamente sus preparativos”, dijo el director de la Agencia estadounidense de Manejo de Emergencias, Craig Fugate.
Un avión sin piloto de la NASA estuvo sobrevolando el huracán este jueves para estudiar sus características y potencia.