Internacionales

“La Barbie” capturada en centro de México


MÉXICO / AFP

Ocho personas murieron en el ataque con cócteles Molotov contra un bar de la turística ciudad de Cancún (este), pocas horas después de la detención de uno de los narcotraficantes más buscados de México, Edgar Valdez, alias “La Barbie”, presentado ayer martes a la prensa.
La detención ocurrió en un momento oportuno para el gobierno de Felipe Calderón, enfrentado la última semana a una escalada de violencia atribuida al crimen organizado, desatada tras descubrirse la masacre --se cree que por parte del cartel narcotraficante de Los Zetas-- de 72 emigrantes de cinco países latinoamericanos en un rancho de Tamaulipas (noreste).
Un grupo de seis hombres arrojaron desde un vehículo las bombas incendiarias contra el bar, que según autoridades habían denunciado intentos de extorsión de Los Zetas.
El fiscal del estado de Quintana Roo, Francisco Alor Quezada, dijo que seis personas murieron en el lugar, y dos más mientras recibían atención médica. “Debe haber un móvil bastante fuerte”, señaló.
El ataque se produjo la madrugada de ayer martes, tras el anuncio de la captura en el centro de México del estadounidense Edgar Valdez, uno de los narcotraficantes más buscados del país, por quien Estados Unidos ofrecía una recompensa de 2 millones de dólares.
Valdez, nacido hace 37 años en la ciudad texana de Laredo, fronteriza con México, fue presentado ayer a la prensa en la capital, junto con otros seis detenidos en la operación policial.

Puede ser
extraditado a EU
El jefe de la Policía Federal, Facundo Rosas, no descartó que el narcotraficante pueda ser enviado a Estados Unidos, donde tiene procesos abiertos en al menos tres tribunales.
Colocado ante la prensa en medio de fuertes medidas de seguridad, Valdez que vestía una camiseta verde en la que se leía “London”, mostró un semblante relajado e incluso sonriente ante las cámaras.
Considerado como un capo en ascenso, “La Barbie” --por su pelo rubio y ojos claros-- disputaba en forma cruenta desde diciembre del año pasado, el control del cártel de los hermanos Beltrán Leyva después de la muerte del antiguo líder, Arturo Beltrán, en un operativo militar en diciembre de 2009.
Valdez había ganado reputación en el mundo criminal por su carácter sanguinario, que según la Policía se manifestó con decenas de asesinatos de sus rivales en los últimos meses en la ciudad turística Cuernavaca (centro) y el balneario Acapulco (sur).
Muchos de estos cuerpos aparecieron maniatados, decapitados o con graves mutilaciones, y a veces colgados de puentes vehiculares.