Internacionales

Fallece venezolano que mantenía huelga de hambre


CARACAS / EFE

Franklin Brito, productor agrícola de 49 años de edad, que mantuvo sucesivas huelgas de hambre en protesta contra el Gobierno venezolano, falleció la noche lunes, según medios de prensa locales que citan fuentes familiares.
El diario “El Universal” informó en su edición digital, de que la esposa de Franklin Brito, Elena, declaró al rotativo que su marido murió alrededor de las nueve de la noche, hora local.
Señala el periódico que la esposa de Brito explicó que “los médicos le avisaron del deceso pero no le ofrecieron detalles sobre la muerte”.
“Al parecer, al productor agropecuario le dio un infarto, y aunque los galenos trataron de reanimarlo no tuvieron éxito”, indica el diario.
Agrega que, desde el viernes 20 de agosto, el productor agropecuario permanecía en una especie de coma inducido en la terapia intensiva del Hospital Militar de Caracas.
Según el rotativo, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científica, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se encontraba en el lugar la noche del lunes y se preveía el traslado del cuerpo ayer por la mañana.

Seis años de lucha
Por su parte, el canal “Globovisión” publicó un comunicado de la familia, en el que se señala que “tras una lucha de seis años, con más de ocho huelgas de hambre, la mutilación de un dedo y haber sido víctima de una irregular privación de libertad, el cuerpo de Franklin Brito dejó de realizar funciones vitales”.
“Todo esto no significa, sin embargo, que Franklin Brito ha muerto. Franklin vive en la lucha del pueblo venezolano por el derecho a la propiedad, el acceso a la justicia, por la vida en libertad y el respeto de los gobiernos a los derechos humanos, colectivos e individuales”, subraya el comunicado.
Desde julio de 2009, Franklin Brito había realizado sucesivas huelgas de hambre para protestar por la presunta expropiación de sus tierras en el estado Bolívar, al sureste de Venezuela.
El pasado mes de junio, Brito, en huelga de hambre y sed, comenzó a recibir tratamiento de hidratación por parte de médicos de la Cruz Roja Venezolana, informaron entonces medios locales.
El productor pesaba en aquel momento 43 kilos y los médicos de la Cruz Roja no pudieron suministrarle suero vía intravenosa debido a su extrema delgadez, dijo entonces su hija, Ángela Brito, de acuerdo a la información de la prensa.

Primero huelga de sed
Brito había iniciado una huelga de sed para exigir que se permitiera a la Cruz Roja Venezolana asistirlo, ya que no confiaba en los médicos del Hospital Militar, donde permanecía desde diciembre pasado en contra de su voluntad, según él mismo.
Un tribunal de Caracas autorizó en junio a la Cruz Roja a asistir a Brito, horas después de que el vicepresidente venezolano, Elías Jaua, denunciara que se había “desatado una campaña, tanto nacional o internacional” sobre el caso del productor agropecuario y profesor de Biología.
Esa campaña, agregó Jaua, buscaría “desvirtuar la verdad”, que es “inducir a la muerte” al huelguista “para presentarlo como un hecho de violación de los derechos humanos por parte del Estado venezolano”, según destacó.
Jaua ofreció esas declaraciones tras reunirse con representantes en Venezuela de Naciones Unidas, de la Organización de Estados Americanos, OEA, y de la Organización Panamericana de la Salud, OPS, a quienes alertó del supuesto “mal uso” que está haciendo la oposición al presidente Hugo Chávez sobre el caso de Brito.
Brito cumplió su primera protesta el 10 de mayo de 2005, cuando, frente a reporteros a los que convocó en una plaza caraqueña se cercenó un meñique, y amenazó con cortarse un dedo cada semana en rechazo al “ensañamiento” gubernamental que denunció en su contra.