Internacionales

Mueren cinco personas soterradas por alud en Tegucigalpa


TEGUCIGALPA /ACAN-EFE
Al menos cinco personas de una misma familia, entre ellas un bebé, murieron soterradas ayer domingo por un alud de tierra y rocas que destruyó su vivienda en una colonia de Tegucigalpa después de un aguacero, informó el Cuerpo de Bomberos.
Otras cuatro personas fueron rescatadas vivas, pero lesionadas, por lo que se encuentran hospitalizadas, indicó a periodistas el jefe del Cuerpo de Bomberos, Carlos Cordero.
Los bomberos y otros cuerpos de socorro continuaban trabajando en el lugar de la tragedia porque supuestamente habían más personas soterradas, añadió.
El alud, que provino de un cerro cercano, se produjo entre las tres y las cuatro de la madrugada y dañó otras dos casas, en la colonia 14 de Enero, en el noroeste de la capital hondureña.
Las víctimas mortales fueron identificadas como Santos Guzmán, de 47 años; su esposa, Rosario Rodríguez (37), Adalid Rodríguez (22), Joany Guzmán (20) y Jair Rodríguez, de 13 meses, dijo a ACAN-EFE el portavoz de los bomberos, Oscar Triminio.
Cordero comentó que las casas afectadas por el derrumbe eran de buena construcción, pero no pudieron resistir el gran peso de las rocas.
Refirió que el desprendimiento ocurrió a causa del ablandamiento del suelo por la gran cantidad de lluvia caída. Los aguaceros han provocado diversos daños materiales en los
últimos días en varias partes de Honduras, como cortes de carreteras y destrucción de viviendas y puentes, y particularmente en Tegucigalpa han ocasionado problemas en zonas de alto riesgo.
La tormenta que azotó la capital hondureña provocó una inundación y dañó unas 250 casas en las colonias La Fuente y 21 de Febrero, entre otras, por el desbordamiento de una quebrada cercana.
Los cuerpos de socorro evacuaron a unas 1.500 personas durante esta inundación, que causó “caos” entre los pobladores, según el portavoz de los bomberos.
El ministro hondureño de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, Miguel Pastor, dijo a periodistas que se registran cortes de carreteras por derrumbes en las zonas oriental y sur del país, y aseguró que se trabaja en su rehabilitación.
En la zona norte, los ríos Ulúa y Chamelecón han provocado inundaciones menores en algunos sectores ribereños, según autoridades de aquella región.
La Comisión Permanente de Contingencias, Copeco, ha advertido que las lluvias continuarán en el territorio hondureño, producto de fenómenos propios de esta temporada.