Internacionales

15 millones de afectados por lluvias en Pakistán


PAKISTÁN / AFP

Las autoridades paquistaníes continuaban evacuando ayer sábado a cientos de familias amenazadas por las brutales inundaciones que ahora golpean el sur del país, y que ya dejaron casi 15 millones de damnificados en Pakistán y 132 muertos en la vecina India.
En el sur de Pakistán, en particular en la provincia del Sind, por donde pasa el río Indus, cerca de tres millones de personas se vieron afectadas y un millón fueron evacuadas, llevando a unos 15 millones el número total de damnificados en todo el país, informaron las autoridades provinciales.
Las lluvias diluvianas en la región también provocaron inundaciones excepcionales en la vecina India, causando al menos 132 muertos y decenas de desaparecidos, así como 400 heridos en la ciudad de Leh, en la región himalaya de Ladaj, en la Cachemira india (norte), según un nuevo balance anunciado el sábado por un alto responsable de la policía local.
Por su parte, la autoridad paquistaní de Gestión de las Catástrofes afirmó el viernes que 12 millones de personas se vieron afectadas por las inundaciones sólo en las provincias de Punyad (centro) y de Jyber Pajtunjwa (noroeste).
“Hay zonas en las que los habitantes no quieren dejar sus casas ni abandonar sus bienes. Los obligamos a irse porque su vida está en peligro”, declaró el Ministro de la Irrigación del Sind, Yam Saifulá Dhareyo.
“El nivel del agua en todo el río (Indus) es excepcionalmente elevado y siguen registrándose lluvias intermitentes”, agregó.

Amenaza inminente y extrema
La ONU, que afirma hacer frente a “necesidades impresionantes” en un país empobrecido y sacudido por los atentados islamistas, consideró, por su parte, que más de 4,5 millones de paquistaníes están afectados por las crecidas que devastaron pueblos enteros y causaron al menos 1,600 muertos en casi dos semanas.
Los servicios meteorológicos anunciaron dos días más de precipitaciones en el sur. Una alerta roja está en vigor en la provincia de Sind frente a la amenaza “inminente y extrema de inundaciones”. Como medida de precaución las autoridades suspendieron ciertas operaciones en algunas centrales eléctricas, arriesgando una parte del abastecimiento del país, que produce casi el 80% de la electricidad que consume.
El viernes, en un mensaje televisado, el Primer Ministro paquistaní, Yusuf Raza Gilani, hizo un llamamiento a la comunidad internacional de ayuda inmediata a su país.
Después de Estados Unidos e Italia, Australia anunció ayer que duplicará su ayuda a Pakistán, llevándola hasta 9,2 millones de dólares.
Mientras tanto, en India los habitantes de Leh, con el barro hasta las rodillas, intentaban encontrar a supervivientes en los edificios derrumbados, según imágenes de la televisión.
Las nuevas precipitaciones registradas el sábado por la mañana hacía temer mayores daños. En esa región montañosa que en verano atrae a numerosos turistas aficionados al ‘trekking’, “algunos extranjeros se vieron afectados”, informó el viernes el Ministro indio de Relaciones Exteriores.
Según la prensa de Madrid, una española resultó herida en una pierna y podría ser evacuada pronto por un helicóptero militar, mientras que su novio con el que hacía ‘trekking’ en la región está desaparecido.