Internacionales

Mundo al día


Chile: Tratan de rescatar a 34 personas atrapadas en una mina
SANTIAGO / AFP
Decenas de rescatistas luchaban ayer viernes para sacar con vida a 34 mineros atrapados bajo tierra por un derrumbe en una mina de oro y cobre al norte de Chile, sin haber establecido contacto con ellos pero con la esperanza de que hubieran alcanzado un refugio.
En total 130 personas se encuentran trabajando en las labores de rescate, informó en un comunicado la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) sobre el derrumbe que se produjo el jueves en un yacimiento en el Desierto de Atacama en las cercanías de Copiapó, 800 kilómetros al norte de Santiago.
En el lugar, a unos 450 metros de profundidad, 34 mineros tienen más de 20 horas de estar atrapados, y las autoridades esperan que permanezcan guarecidos en un refugio que cuenta con abrigo, oxígeno y comida.
“Son 34 personas que se encuentran atrapadas en mina San Esteban, la que en su interior también tiene un refugio con capacidad para 35 personas contando además con agua, alimentos, abrigo y oxígeno.
“No se ha podido tener contacto aún con los atrapados, por lo que se desconoce su estado de salud”, señaló la Onemi. La Ministra del Trabajo, Camila Merino se trasladó hasta la mina y señaló ayer viernes que el refugio tiene provisiones para unas 72 horas, aunque trabajadores afirman que había víveres sólo para dos días.
Las labores de rescate, según las autoridades, están concentradas en acceder a través de los ductos de ventilación de la mina, porque el derrumbe obstruyó el camino de acceso.
BP da últimos toques para sellar pozo en Golfo de México
NEW ORLEANS / AFP
Tras tapar con cemento el pozo que provocó una gigantesca marea negra en el Golfo de México, la petrolera británica BP, se aboca ahora a terminar los pozos de derivación para poner fin a la mayor catástrofe ambiental en la historia de Estados Unidos.
“Este no es el final, pero prácticamente nos asegura que no habrá ninguna posibilidad de fuga de petróleo en el medioambiente”, dijo el almirante Thad Allen, responsable del gobierno estadounidense en las operaciones contra el derrame, luego de que la petrolera británica terminara de tapar el pozo con cemento el jueves.
BP anunció que ahora prosigue con el operativo ‘bottom kill’: la construcción de pozos de derivación para sellar la parte inferior del pozo dañado, bajo la supervisión de autoridades estadounidenses.