Internacionales

Incendios retroceden ligeramente en Rusia


MOSCÚ / AFP

Los incendios que desde la semana pasada devastan Rusia tuvieron un ligero receso ayer jueves, aunque la canícula ha obligado al gobierno a suspender las exportaciones de trigo hasta final de año.
A causa de la sequía que está destruyendo los cultivos, el Primer Ministro, Vladimir Putin anunció la introducción de un “embargo a las exportaciones de trigo y productos alimentarios derivados”, del 15 de agosto al 31 de diciembre.
Rusia, que es el tercer exportador mundial de trigo, quiere así “impedir una inflación de los precios y salvaguardar el número de cabezas de ganado”, preservando el forraje disponible, explicó Putin.
En cuanto a los fuegos, “hemos constatado en las últimas 24 horas una baja en el número de incendios, pero no lo suficientemente importante como para que podamos alegrarnos”, declaró el Ministro de Situaciones de Emergencia, Serguei Choigou, en rueda de prensa.
La situación se agravó en las últimas horas en el suroeste del país, después de que se vieran gravemente afectados el oeste y el centro, observó el ministro.

Atentos en Briansk
“Hoy ( ayer jueves) la situación se ha agravado en la región de Rostov (1,200 kilómetros al sur de Moscú), y podemos constatar un desplazamiento de los incendios hacia el sur”, destacó.
“Vigilamos atentamente la situación en la región de Briansk”, en la frontera con Ucrania y Belarús, porque “si se declara allí un incendio podrían salir volando con el humo algunas sustancias radiactivas, y aparecería una nueva zona contaminada”, advirtió.
El terreno y las plantas de esa zona ya se vieron irradiados cuando la explosión de la central nuclear de Chernóbil en 1986.
El número de muertos pasó de 48 a 50 al descubrirse un cuerpo en una casa quemada en la región de Nijni Novgorod (500 kms al este de Moscú) y al morir otra persona en un hospital de la región de Voronej (500 kms al sudeste), indicó el Ministerio de Situaciones de Emergencia.
Éste dio parte de una “estabilización” del incendio que devastaba los alrededores del centro nuclear de Sarov, de donde fueron evacuados el miércoles materiales, misiles y explosivos.
Sin embargo, los depósitos de municiones de la región de Moscú fueron evacuados, a causa del fuego.
Durante un encuentro con Putin en el Kremlin, el Presidente ruso, Dimitri Medvedev, encargó al gobierno que estudie propuestas para mejorar los equipamientos de lucha contra los incendios. El primer ministro le respondió que se anunciarán medidas concretas de aquí al lunes.