Internacionales

Esperan 15 días más de lluvias en Pakistán


ISLAMABAD / EFE

La ira del monzón no da tregua a Pakistán, un país cada día más anegado por las aguas del Indo, que siguen desbordándose sin que las autoridades puedan evitar que la catástrofe se extienda por el territorio, desde el ya devastado noroeste hasta el sureste, donde urge una masiva evacuación.
“El final no está cerca”, se lamentó a EFE el portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, NDMA, Ahmad Kamal, quien explicó que se esperan fuertes lluvias monzónicas durante otros 15 días.
Tras la devastación causada por las aguas en la provincia noroccidental de Khyber-Pakhtunkhwa, las inundaciones alcanzaron esta semana las provincias de Punjab (este) y Sindh (sudeste) y han afectado a un total de 4,2 millones de paquistaníes, según cálculos ofrecidos por la ONU.
La ONU calculó en 1,600 los muertos por esta tragedia, aunque la NDMA los mantiene desde hace varios días por debajo de 1,000, a los que hay que sumar 1,070 heridos.
Las nuevas lluvias previstas hacen temer una situación especialmente “grave” en los próximos cinco a siete días en las dos provincias del este y el sudeste del país, según Kamal.
De momento, 1,369 localidades y 1,69 millones de hectáreas de terreno han quedado anegadas en todo Pakistán. Algo menos de un tercio de la superficie inundada son tierras de cultivo, de acuerdo con datos de la NDMA y la ONU.