Internacionales

Mundo al Dia


Ex esposa de Alfonso Portillo muere en México
MÉXICO /AFP
La ex esposa de Alfonso Portillo, ex presidente de Guatemala, fue localizada muerta con un disparo en la cabeza en su domicilio de la ciudad de Chilpancingo, capital del estado mexicano de Guerrero (sur), informó el miércoles la secretaría de Seguridad Pública estatal.
Policías estatales encontraron el martes por la tarde “el cuerpo sin vida de quien respondía al nombre de María Eusemia Paudia González, de 46 años, a quien se le apreciaba un impacto de proyectil de arma de fuego a la altura de la cabeza”, informó la dependencia en un comunicado.
Los peritos determinaron que se trató de “un probable suicidio”, añadió el comunicado.
Alfonso Portillo vivió varios años en México antes de llegar a la presidencia de Guatemala (2000-2004), y después de su mandato --cuando era requerido por la justicia guatemalteca-- se refugió cuatro años en este país para ser finalmente extraditado en octubre de 2008.
Porfirio Lobo en cumbre UE-CA defiende legitimidad
MADRID /AFP
El presidente hondureño, Porfirio Lobo, participó ayer miércoles en una cumbre euro-centroamericana en Madrid, en una visita en la que defendió a capa y espada “la legitimidad” de su gobierno, cuestionada por la mayoría de los países sudamericanos.
Esos países, encabezados por Brasil, Ecuador y Venezuela, vetaron la participación de Lobo en una cumbre el martes entre América Latina y la Unión Europea (UE). Pero el mandatario, electo en comicios organizados por un gobierno golpista, participó en cambio, este miércoles, en la ceremonia de firma de un tratado de libre comercio entre la UE y América Central. Lobo reafirmó este miércoles que su gobierno “es legítimo”, tras reunirse con el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, al que solicitó una comisión de juristas que examinen la amnistía promulgada para cubrir los delitos políticos relacionados con el golpe del 28 de junio de 2009. El presidente hondureño también pidió grupos de expertos para investigar los abusos de los derechos humanos, especialmente en lo relativo al asesinato de varios periodistas desde principios de año, a lo que Zapatero se mostró de acuerdo y dispuesto a enviar un fiscal especial, una figura que ya trabaja en países como Guatemala y El Salvador.