Internacionales

Talibanes atacan base OTAN en Afganistán


BAGRAM /AFP

Diez talibanes murieron al atacar, ayer miércoles de madrugada, la mayor base militar de la OTAN en Afganistán, en Bagram, al norte de Kabul, controlada por los militares de Estados Unidos, en la que murió también un civil norteamericano, indicaron las fuerzas internacionales.
Este nuevo ataque, en el que participaron kamikazes, se produjo unos días después de que los talibanes anunciaran el lanzamiento de una serie de operaciones de “yihad” (guerra santa) --ataques, atentados y asesinatos-- contra las fuerzas de la OTAN y contra los extranjeros en general.
La víspera, un atentado suicida contra un convoy militar de la OTAN mató a cinco soldados estadounidenses y uno canadiense en Kabul.
Nueve soldados estadounidenses resultaron heridos y diez insurgentes murieron en los combates, informó un portavoz de la OTAN en Bagram.
También murió un civil estadounidense que trabajaba para una empresa contratada por la OTAN, detalló el portavoz, sin precisar las condiciones de su muerte.
Los insurgentes atacaron por varios puntos, “todos muy cercanos”, pero “la réplica de nuestros soldados fue muy rápida”, destacó por su parte la mayor Virginia McCabe, portavoz de la base.