Internacionales

Atentado en estadio de fútbol en Irak


MOSUL / AFP

Al menos 25 personas murieron y un centenar resultaron heridas, ayer viernes, en un doble atentado cometido durante un partido de fútbol, uno de ellos por un kamikaze, en un estadio del norte de Irak, anunció una fuente del ministerio del Interior.
Según la fuente, un coche bomba explotó y un kamikaze detonó su cinturón de explosivos mientras que dos equipos locales se enfrentaban en la cancha de fútbol, en la ciudad de Tal Afar, 380 km al norte de Bagdad.
Un balance anterior suministrado de fuente policial registró 10 muertos.
El doble atentado ocurre luego de un comunicado del brazo iraquí de Al Qaida, en que el nuevo “ministro de Guerra” al-Nasser Lidinallah Abu Suleiman decretó el lanzamiento de una campaña militar para “vengarse” de las víctimas de los apóstatas tras la muerte de dos jefes de esa red en Irak.
El jefe político de Al Qaida en Irak, Abu Omar al-Bagdadi, y su jefe militar, Abu Ayyub al-Masri, que sostenían relaciones continuas con Osama bin Laden según Bagdad, murieron el 18 de abril en una operación conjunta de Irán y Estados Unidos.
La cancha de fútbol, donde estaban unas 200 personas en su mayoría chiítas, no estaba protegida por ninguna barrera, según un oficial de policía de la provincia de Nínive.

Tal Afar, ciudad turcomana de mayoría chiíta, ha sido escenario de sangrientos atentados y de batallas contra la red Al Qaida. Esta ciudad, no lejos de la frontera siria, fue durante mucho tiempo una de las vías de infiltración de insurgentes en Irak.
“Muchas personas estaban reunidas para mirar el partido. Oímos una gran explosión y los espectadores de la parte de atrás me protegieron de las esquirlas”, afirmó a la AFP Hussein Nachad, de 29 años, testigo del ataque.
“Me puse a correr y luego escuché a alguien gritar ´Allah Akbar’ y hubo una segunda explosión”, agregó por teléfono desde el hospital de Tal Afar donde se recuperaba de la conmoción.
Cercana a la frontera siria, Tal Afar fue durante mucho tiempo una de las vías de infiltración de los insurgentes en Irak.
El último atentado sangriento en esta ciudad fue el 16 de octubre de 2009 cuando un kamikaze mató con su pistola al imán de la mezquita al-Multaqa y luego se hizo explotar entre los fieles, matando a 12 personas e hiriendo a otras 67.
En julio de 2009 murieron 35 personas y más de 60 resultaron heridas en un doble atentado suicida en un barrio residencial de esta ciudad.
El 27 de marzo de 2007, Tal Afar fue devastada por una ola sangrienta de ataques chiítas y sunitas que causó 155 muertos.