Internacionales

BP colocará “sombrero” para detener derrame


NUEVA ORLEANS /AFP

La compañía petrolera británica British Petroleum (BP) reinició las operaciones con dispersantes en el Golfo de México para intentar contener el derrame de crudo, a pesar de los riesgos para el medioambiente del uso de químicos.
Tanto autoridades federales como estatales “consintieron la tercer prueba con el dispersante subacuático”, indicó el vocero de BP John Curry. La prueba “continuará por 24 horas. Una vez que concluya se realizarán las evaluaciones correspondientes”, agregó.
Los disparos se efectuaron a través de un largo tubo por medio de submarinos robóticos a control remoto directamente en el lugar de la fuga.
Se espera que el dispersante quiebre la composición del crudo, lo que con el paso del tiempo hará que la mancha flotante se reduzca a partículas más pequeñas que puedan biodegradrase en lugar de quedar como globos densos chiclosos que sofocan la vida salvaje y la vegetación.
Los críticos de la medida sostienen que el dispersante puede provocar muchos problemas una vez disuelto en el fondo del mar, afectando allí la vida a partir de los microorganismos y en adelante.
La Universidad del Estado de Luisiana estudiará las aguas profundas y las de la superficie para monitorear el impacto del dispersante.