Internacionales

Atentan contra senador en zona de excepción en Paraguay


ASUNCIÓN /AFP

El atentado a balazos que dejó herido a un senador oficialista y muertos a dos custodios en Pedro Juan Caballero (550 km al noreste de Asunción), zona donde rige el estado de excepción, atizó la tensión en Paraguay, ante la violencia del narcotráfico y de una supuesta insurgencia.
El intento de dar muerte al senador Robert Acevedo, perteneciente al Partido Liberal oficialista, se produjo en el segundo día de vigencia del estado de excepción en los norteños departamentos (provincias) de Presidente Hayes, Alto Paraguay, San Pedro, Concepción y Amambay, donde han sido movilizados unos 3.000 militares y policías por el presidente Fernando Lugo.
“Los responsables son narcotraficantes paraguayos asociados con brasileños. Ellos están inficionados en la sociedad y son dueños de la vida y de la muerte. Me salvé de milagro”, relató Acevedo a la prensa.
La policía informó este martes sobre la captura de dos hombres de nacionalidad brasileña.
Los mismos se identificaron como Eduardo Da Silva y Marcos Cordeiro, pero el jefe de Policía de Pedro Caballero, comisario Francisco González, señaló que se están averiguando sus antecedentes en Brasil.
De todos modos, dijo que “los detenidos son de San Pablo” y que la policía brasileña había informado “que se están haciendo operativos en favelas de esa ciudad”.
Tras el atentado, Acevedo culpó directamente a elementos del llamado Primer Comando Capital (PCC), una organización criminal de Sao Paulo cuyo liderazgo se atribuye a Fernandinho Beira Mar, preso en una cárcel de alta seguridad en Brasil.

Epicentro de la mafia
Pedro Caballero es la capital de Amambay, en la frontera terrestre, epicentro tradicional de la mafia del tráfico de marihuana y cocaína en su tránsito hacia los grandes mercados de Brasil y Argentina.
“El narcotráfico ordenó y pagó el atentado. Caballero está en sus manos. A ellos no les importa el estado de excepción. Son más poderosos que la policía”, dijo el político sobreviviente.
Los dos guardaespaldas del congresista murieron, víctimas de entre 40 y 60 impactos de bala dentro de la camioneta en la que viajaban.
Acevedo sufrió un impacto de bala en el brazo y otro cerca del ojo izquierdo, pero se encuentra estable.
Este martes fueron hallados los cadáveres de dos jóvenes de 20 años con antecedentes criminales en Iviya-ú, distante a 100 km de Pedro Juan Caballero. Las víctimas son presumiblemente miembros del grupo de sicarios que actuó en el atentado, informó el comisario policial Jorge López.
El presidente del Congreso, Miguel Carrizosa, dijo que no descarta que miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) estén vinculados con el crimen.
“En esa región se alquilan gatillos con facilidad”, subrayó.
Precisamente el Gobierno obtuvo del Congreso el voto positivo para establecer el estado de excepción por 30 días en los cinco departamentos citados.