Internacionales

Persiste caos en tráfico aéreo en buena parte de Europa

* Paradójicamente, uno de los pocos países donde el tráfico funciona con normalidad es Islandia, donde se encuentra el volcán del que emanan poderosas columnas de humo desde el pasado miércoles.

LONDRES /AFP

La enorme nube de cenizas provocada por la erupción de un volcán islandés prolongó hasta este fin de semana la parálisis del tráfico aéreo en una buena parte de Europa, causando trastornos a millones de pasajeros en todo el mundo.
Tras haber provocado el cierre de ocho espacios aéreos el jueves, el espeso penacho de humo del volcán siguió brotando ayer viernes, obligando a varios países a prolongar la duración de aplicación de la medida.: Dinamarca, Holanda, Bélgica y Finlandia.
Los tres aeropuertos de París, Roissy, Orly y Le Bourget, así como otros once aeropuertos franceses de provincia, estarán cerrados el sábado.
“La nube de cenizas volcánicas sigue afectando el espacio aéreo británico”, recalcó el NATS al anunciar la prolongación del cierre de una parte del cielo británico.
En Alemania, el tráfico aéreo fue interrumpido el sábado en los 16 aeropuertos internacionales. Lufthansa anuló todos sus vuelos previstos en Alemania hasta este sábado al mediodía.Asimismo, en Italia el espacio aéreo estará cerrado en todo el norte de la península hoy sábado.

50 por ciento de vuelos anulados
La agencia europea Eurocontrol estimó en más del 50% los vuelos anulados en el continente durante la jornada del viernes. El organismo encargado de la seguridad aérea espera que se lleven a cabo “unos 12.000 vuelos”, contra unos 28.00 previstos en un día normal, según una revisión al alza de sus primeras previsiones.
Sobre el tráfico transatlántico, de los 300 vuelos previstos de América hacia Europa este viernes, únicamente se garantizaron entre 100 y 120.
En México, donde tres vuelos hacia Amsterdam, París y Londres fueron anulados entre el miércoles y el jueves, se ignora por el momento si los aviones podrán despegar este sábado.
La nube de cenizas “continúa moviéndose hacia el este y el sureste y su impacto continuará durante al menos 24 horas”, previno Eurocontrol en un comunicado difundido en Bruselas.
La parálisis del tráfico aéreo cuesta más de 200 millones de dólares diarios al sector, según una primera estimación “conservadora” de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).
Irlanda reabrió prácticamente todo su espacio aéreo ayer viernes por la mañana, Noruega y Suecia comenzaron a hacerlo tímida y progresivamente.
Los espacios aéreos de Bélgica, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Holanda, Hungría y Polonia permanecerán igualmente cerrados al menos hasta este sábado.
Otros países afectados por los cierres de aeropuertos eran Alemania (Francfort), Austria, Bulgaria y la República Checa, donde se quedó bloqueado el presidente portugués Anibal Cavaco Silva tras una visita de Estado.

Nube al norte de Italia
La nube se dirigiría ahora hacia el norte de Italia, pero España y el resto del sur de Europa debería librarse, al menos por el momento.
“Si las previsiones para mañana ( hoy sábado) se mantienen, la nube afectará a Suiza y el norte de Italia, Rumanía, Hungría, Eslovenia y Croacia en una línea que va directamente hacia el este”, declaró ayer vienres en Bruselas un experto de Eurocontrol, Kenneth Thomas.
Paradójicamente, uno de los pocos países donde el tráfico funcionaba con normalidad era Islandia, donde se encuentra el volcán situado por debajo del glaciar Eyjafjallajokull, del que emanan poderosas columnas de humo desde su erupción explosiva el pasado miércoles.
El caso afectó a millones de personas, cientos de miles sólo en el Reino Unido, donde la situación podría empeorar debido a la ‘operación retorno’ tras dos semanas de vacaciones escolares.