Internacionales

Miles contra la violencia en el norte de México


México /EFE
Unas cuatro mil personas marcharon ayer en las ciudades de Monterrey y Tampico, en el norte de México, para repudiar la violencia y exigir a las autoridades mayor seguridad, informaron los organizadores de la actividad.
En Monterrey, capital del estado de Nuevo León, unos tres mil estudiantes y maestros del Tecnológico recorrieron la zona universitaria para exigir a las autoridades cambios profundos en el modelo actual de seguridad.
La comunidad académica del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), la principal universidad privada del país, se manifestó para repudiar la violencia e inseguridad que registra la nación.
Hace tres semanas, los estudiantes de postgrado del ITESM, José Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo perdieron la vida en un enfrentamiento entre militares y sicarios del narcotráfico.
Al término de la manifestación, las autoridades del instituto dieron a conocer una propuesta titulada “Pronunciamiento y propuestas del Tecnológico de Monterrey para mejorar la seguridad en México”.
En su documento, la institución propuso incluir una política de Estado contra la criminalidad, que defina cómo se confrontan los grandes problemas de inseguridad, como el tráfico de drogas, personas, armas y dinero.
Se demandó que los soldados y marinos que participan en acciones de seguridad y combate a la delincuencia organizada en caso de incurrir en hechos que lastimen a la sociedad sean juzgados por cortes civiles.
Marco legal
“Se requiere que (los militares) cuenten con un marco legal que les permita ser eficaces en su tarea y respetar las garantías individuales, los derechos humanos y los tratados internacionales”, pidieron. El ITESM solicitó una reforma judicial y un mando único de policía en los estados así como la creación de una policía nacional.
Por otro lado, en Tampico, en el vecino estado de Tamaulipas, un millar de personas del Frente Campesino y Popular “Francisco Villa” marchó en favor de la paz y para pedir a la población que evite caer en psicosis, tras los hechos de violencia que se han registrado en los últimos meses y que han causado la muerte de decenas de personas.
“Tamaulipas enfrenta problemas nunca antes vistos, a todos nos tratan de robar nuestra libertad, nuestra tranquilidad. Tamaulipas es nuestro, aquí nacimos, aquí vivimos”, dijo el líder de la organización, Ausencio Eng Miranda.