Internacionales

EU preocupado por militarismo en AL


LIMA /AFP

Estados Unidos está preocupado por el surgimiento de militarismos excesivos en América Latina, dijo ayer viernes en Lima el responsable de la diplomacia estadounidense para la región, Arturo Valenzuela, quien instó a Latinoamérica a no bajar la guardia en la lucha al narcotráfico.
“Estamos preocupados obviamente por discursos agresivos, por militarismos excesivos y compras” de armas, dijo Valenzuela quien cumple una visita oficial a Perú, punto final de una gira que lo llevó antes a Ecuador y Colombia.
Valenzuela, secretario de Estado adjunto para América Latina, no mencionó ningún país en particular.
Su comentario lo hizo luego que el lunes se informó de que Venezuela estudia comprar equipos militares a Rusia, por un valor superior a los 5.000 millones de dólares.
A inicios de semana, el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, señaló que hay preocupación en Washington ante la posibilidad que parte de esas armas que adquiriría Venezuela vayan a parar a “otros lugares en la región”.
Valenzuela, en breve diálogo con la prensa, subrayó que las preocupaciones de su país son “un tema que tenemos que resolver juntos, con mucho respeto entre todos los países que buscamos fines similares porque tenemos un compromiso común”.
“Ese es el compromiso especial de (el presidente de EU Barack) Obama de cómo trabajar en forma respetuosa y conjunta con todos los países de las Américas para lograr una mayor calidad de vida de nuestra gente”, declaró.

No bajar guardia contra narcos
Valenzuela, quien llegó en una visita oficial que concluye este sábado, demandó no bajar la guardia en la lucha contra el narcotráfico en la región y abogó por un trabajo en conjunto contra ese flagelo porque “no sólo es un problema policial”.
“No podemos bajar la guardia (en América Latina) y en ese sentido tenemos que trabajar todos juntos”, dijo.
“Estuve en Ecuador y Colombia y en los dos países el esfuerzo y cooperación en temas de narcotráfico son excelentes”, señaló, al subrayar también que “se valora mucho” el trabajo en Perú contra ese delito.