Internacionales

Golpistas afianzan control en Níger


Niamey / afp
La oposición de Níger convocó una manifestación de apoyo a los militares golpistas que ayer viernes consolidaban su control en este país africano rico en uranio 24 horas después de haber derrocado al presidente Mamadou Tandja, quien, según afirma la junta, “se encuentra bien”.
El “Consejo Supremo para la Restauración de la Democracia” (CSRD, junta), que tomó el poder el jueves en combates que causaron al menos tres muertos, aseguró que controlaba la situación y anunció la próxima creación de un “consejo consultivo” para trabajar por el futuro del país.
El portavoz del CSRD, Goukoye Abdoulkarim, añadió que el presidente derrocado “estaba en muy buenas condiciones, lo atiende regularmente su médico”. No aclaró cuánto tiempo permanecerá detenido.
La junta que disolvió el gobierno y suspendió la Constitución adoptada en agosto de 2009 se reunió este viernes con los secretarios generales de los ministerios y se dispone a dejar en libertad a los ministros, añadió el portavoz.
“Les dimos orientaciones sobre las acciones urgentes para garantizar el funcionamiento del Estado”, precisó.
Niamey permanecía en calma el viernes por la mañana, según un corresponsal de AFP.
Se veían blindados y todoterrenos equipados de ametralladoras en lugares estratégicos como la presidencia, los ministerios, residencias oficiales y el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas.
En la ciudad de Dosso (oeste), cientos de habitantes desfilaron para “expresar su alegría y su apoyo a la junta”, afirmó a AFP Mahamadou Boureima, un comerciante contactado por teléfono.
En un comunicado leído en emisoras de radio privadas, la Coordinación de Fuerzas Democráticas para la República (CFDR), una coalición de oposición, llamó a “participar masivamente” el sábado en una manifestación de apoyo a los militares golpistas ante la sede del parlamento en Niamey.
Níger es uno de los Estados más pobres del mundo pero también el tercer productor mundial de uranio.
El viernes, el partido del presidente nigerino depuesto reconoció la toma de poder de la junta. Otros dirigentes políticos esperaban que el derrocamiento de Tandja desemboque rápidamente en una democratización tras la grave crisis política de 2009.
El partido de Tandja, el Movimiento Nacional para la Sociedad de Desarrollo (MNSD), declaró que esperaba que los soldados sean “justos”.
Relativamente críticas con el golpe de Estado, Francia, la Unión Europea (UE) y Sudáfrica pidieron, entre otros, una transición democrática. Y Estados Unidos llamó a “un retorno rápido a la democracia”.
La Unión Africana (UA) suspendió a Níger y pidió una vuelta al sistema constitucional de antes de agosto de 2009.
El presidente Tandja, de 71 años, de los que lleva diez en el poder, disolvió en 2009 el parlamento y el Tribunal Constitucional y logró prolongar su mandato por tres años después de un polémico referéndum celebrado en agosto.