Internacionales

Piloto de Texas estaba enojado con el Estado

* Disimuló su proyecto suicida a sus amigos y vecinos, pero tenía semanas de andar tenso y angustiado

AUSTIN /AFP
El piloto estadounidense que estrelló voluntariamente su avioneta el jueves contra un edificio de la entidad fiscal de Austin, Texas (sur), había disimulado su proyecto suicida a muchos de sus amigos pero llevaba semanas preocupando a su familia, según la prensa local.
El ingeniero informático Joseph Stack, típico tejano, que tocaba música en una banda, no hablaba mucho de política, según sus conocidos.
“No sabíamos que tenía frustraciones y disturbios”, dijo Pam Parker, que conocía a Stack y a su esposa, Sheryl, desde hacía varios años y le habló a él por última vez unas semanas antes de la operación suicida.
Stack, de 53 años, tocaba el bajo en el grupo Billy Eli Band con el esposo de Parker y él y su mujer --una pianista-- iban a organizar conciertos para sus amigos en su casa.
“No se le podía imaginar haciendo una locura”, agregó Parker.
Pero la esposa del suicida había hablado a sus padres sobre la ira creciente e inquietante que manifestaba Stack. Hasta había llevado el miércoles a la hija del matrimonio, de 12 años, a un hotel para alejarla de su padre, dijo el suegro del difunto.
Cuando las dos regresaron a su domicilio el jueves, descubrieron la casa incendiada y Stack ya había salido para el aeropuerto.
Antes de prenderle fuego a su casa, y luego ir en coche hasta el aeropuerto cercano, despegar con su avioneta privada y estrellarse en un edifico de siete pisos, Stark había colocado en su sitio internet una extraña nota en la que anunciaba más o menos su suicidio, despotricando contra la administración fiscal.
“La violencia es la única respuesta”, decía Stack en su mensaje en línea.
La avioneta chocó contra el segundo piso de un edificio de cuatro plantas hacia las 10H00 locales (16H00 GMT), y se incendió provocando una gran explosión.
Dos cuerpos fueron hallados entre los escombros, supuestamente los del piloto y de un empleado federal. Trece personas resultaron heridas en el accidente, dos de ellas de gravedad.