Internacionales

Estrella avión contra edificio fiscal de EU

* El piloto, un hombre de 53 años que murió en el accidente, dejó una nota suicida en Internet

CHICAGO /AFP
Un hombre precipitó voluntariamente ayer jueves su avioneta contra un edificio de oficinas del servicio fiscal de Texas, en la ciudad de Austin (sur de Estados Unidos), al parecer tras haber incendiado su propia casa, informaron autoridades y la televisión.
El Comando de la Defensa Aeroespacial Norteamericana (Norad, por sus siglas en inglés) lanzó dos aviones cazas F-16 de la base cercana de Ellington Field, en Houston, para llevar a cabo una patrulla aérea después del accidente, que según un responsable no parece estar vinculado con el terrorismo.
Dos personas fueron llevadas al hospital y otra seguía sin aparecer, pero responsables de los bomberos dijeron que pensaban que todas las demás personas que estaban en el edificio habían sido evacuadas.
La avioneta chocó contra el segundo piso de un edificio de cuatro plantas hacia las diez de la mañana, hora local, y se incendió provocando una gran explosión que obligó a la gente a huir por las ventanas, informaron testigos y autoridades.
“De momento, no hay ninguna evidencia de que haya vínculo alguno con una actividad terrorista”, dijo el portavoz del departamento de Seguridad Interior Matthew Chandler. “Seguimos reuniendo informaciones”, agregó, notando que todavía se desconocían las causas del accidente.
El envío de parte del Norad de dos cazas F-16 para sobrevolar el lugar “es una precaución prudente y coherente con nuestra respuesta a recientes accidentes aéreos similares”, dijo Jamie Graybeal, portavoz del NORAD.

Casi como un sismo
“El edificio tembló, fue casi como un sismo”, declaró a la CNN una testigo que se presentó como Cynthia y que estaba en un edificio cercano.
La cadena CNN informó que el piloto se llamaba Joseph Andrew Stack y tenía 53 años. El hombre, que murió en el accidente, habría dejado un mensaje suicida en Internet criticando entre otras cosas al servicio de impuestos, agregó la emisora.