Internacionales

Estrés influyó en enfermedad del ex presidente Kirchner


BUENOS AIRES /AFP
El estrés fue un “factor significativo” en la afección arterial que motivó la operación de urgencia del ex presidente argentino Néstor Kirchner, quien se recuperaba este lunes y sería dado de alta en 48 ó 72 horas.
Kirchner, esposo de la presidenta Cristina Kirchner, “es muy medido, muy disciplinado, y evidentemente el estrés tiene que jugar acá un factor significativo” en su afección en la carótida derecha, dijo este lunes el cirujano Víctor Caramutti.
El ex mandatario fue operado el domingo en una clínica privada de Buenos Aires.
Kirchner, de 59 años, protagonizó la semana pasada un escándalo político al admitir que compró dos millones de dólares en plena crisis financiera internacional de 2008, para adquirir un hotel en la Patagonia argentina (sur).
El diputado y titular del gobernante peronismo tiene fuerte influencia en el gobierno de su esposa, que atravesó en las últimas semanas por una crisis institucional luego de que la mandataria destituyó al titular del Banco Central (emisor), Martín Redrado.
En ambos casos, la oposición, que despojó al peronismo de la mayoría absoluta en el Congreso tras las elecciones legislativas de junio, lanzó duras acusaciones a los Kirchner y presentó denuncias en la justicia.
“Le deseamos una pronta recuperación (a Kirchner), pero hoy (lunes) hemos venido a ratificar nuestra denuncia por la compra de dos millones de dólares, como nos lo ha requerido el juez”, dijo el diputado opositor Juan Carlos Morán.

Cristina cumplió agenda oficial
Ante la evolución satisfactoria de la salud de su esposo, la mandataria decidió cumplir ayer lunes con su agenda oficial, según medios de prensa, luego de acompañarlo durante la operación del domingo y de visitarlo muy temprano en esta jornada en una clínica privada de Buenos Aires.
“El doctor Néstor Carlos Kirchner cursa sus primeras horas posoperatorias evolucionando satisfactoriamente con todos sus parámetros vitales normales”, señaló un escueto parte de su médico personal, Luis Buonomo, difundido el lunes.
Poco antes, el cirujano Caramutti explicó que la operación se realizó “para evitar el accidente cerebrovascular. Es como adelantarse en el tiempo, tratar de resolver el problema”, agregó.
El ex mandatario (2003-2007) “tenía una placa ulcerada sobre la carótida derecha y esa fue la necesidad de la intervención quirúrgica y eso motivó la urgencia”, precisó el especialista en declaraciones al canal C5N.
La recuperación de Kirchner “ha sido evidente” y “en 48 ó 72 horas el paciente será dado de alta”, estimó.

Problema en brazo y pierna izquierda
En la mañana del domingo Kirchner sintió falta de sensibilidad en el brazo y pierna izquierdos, y tras ser examinado por su médico personal en la residencia oficial de Olivos (periferia norte) se decidió la operación en una clínica privada de Buenos Aires.
En ejercicio de la presidencia, Kirchner fue intervenido quirúrgicamente el 10 de abril de 2004, por una gastroduodenitis aguda, con hemorragia, afección que lo tuvo una semana apartado de sus funciones.
Una afección similar a la que motivó la operación de Kirchner el domingo sufrió en 1993 el entonces presidente Carlos Menem (1989-1999), quien fue intervenido con éxito y cuatro días después retornó a sus funciones.