Internacionales

Amenazan con deportar a tía materna de Obama


BOSTON / AFP
La tía del presidente estadounidense Barack Obama, una inmigrante ilegal africana, solicitó ayer jueves asilo a una corte de Boston, un caso que pone en situación incómoda a la Casa Blanca.
Zeituni Onyango, de 57 años y de nacionalidad keniana, compareció ante una corte federal migratoria de Boston (Massachusetts, noreste) en un segundo intento por obtener asilo en Estados Unidos, tras ignorar una orden de expulsión en 2004.
La abogada defensora Margaret Wong dijo que Onyango “prestó testimonio durante dos horas y media” antes de ceder la palabra a otros testigos, ambos médicos.
“Probablemente intentarán evitar la deportación por razones de salud”, explicó Wong. “Pero también tenemos otros recursos”, agregó.
Según la abogada, Onyango invocará la “violencia tribal” en Kenia para conseguir que la dejen permanecer en Estados Unidos.
Tras escuchar los argumentos de los testigos, corresponde al juez Leonard Shapiro pronunciarse sobre la permanencia en el país de la tía del presidente.
Wong indicó que Onyango apelará si se ordena su deportación. El gobierno de Estados Unidos también tiene derecho a apelar.
El caso pone al presidente Obama en posición delicada, en momentos en que el partido demócrata sufrió una importante derrota al no lograr aprobar la reforma del sistema de salud, lo cual fortaleció a la oposición republicana.
A pesar de que no existen indicaciones de favoritismo o intervención de la Casa Blanca, el tema podría convertirse en un elemento negativo para Obama, ya con dificultades para imponer su liderazgo. También alimenta las teorías conspirativas de la extrema derecha sobre el origen del presidente.
A pesar de que vivió ilegalmente durante años en Massachusetts, Onyango sólo captó la atención de los medios en 2008, apenas unos días antes de la elección de Obama como el primer presidente negro del país.

Se deben aplicar leyes
La Casa Blanca indicó que el presidente no estaba al tanto de su condición de ilegal, y que las leyes pertinentes deberían aplicarse en su caso.
La publicidad en torno al caso podría afectar la forma en que Onyango será tratada por la Administración norteamericana y su eventual regreso a Kenia, dijeron los abogados.
“Es la tía del presidente de Estados Unidos, el hombre más famoso del mundo”, dijo Mike Rogers, portavoz para el bufete de Ohio que defiende el caso, citado por el Boston Herald.
El diario informó que Onyango había solicitado que el caso fuese examinado a puertas cerradas, cosa que no es inusual en audiencias sobre migración.
“El juez de inmigración escuchará los argumentos de ambas partes”, comentó Lauren Alder Reid, funcionaria del Departamento de Justicia.
Onyango dijo que nunca pidió ayuda a Obama, y que había cortado todo contacto con el presidente. No queda claro quién paga sus gastos jurídicos, dado que Onyango habita en una vivienda del Estado y carece de fondos propios.
Medio hermana del fallecido padre del gobernante, se trasladó a Estados Unidos en 2000, y postuló para obtener asilo político dos años más tarde, esgrimiendo como argumento la violencia en su país. La solicitud fue rechazada y las autoridades ordenaron su deportación en 2004.
De su lado, el presidente nacido en Hawai, de padre keniano y madre estadounidense, ha dicho que nunca se había enterado de que su tía permaneciera en situación irregular en Estados Unidos.