Internacionales

Bill Clinton coordinador de ayuda internacional en Haití

* Los diez estadounidenses señalados de secuestro de menores enfrentan la justicia

NUEVA YORK y PUERTO PRÍNCIPE / AFP
El ex presidente Bill Clinton anunció que viajaría a Haití ayer viernes para coordinar los esfuerzos de ayuda y reunirse con dirigentes del país caribeño devastado por un sismo el mes pasado.
Clinton, a quien el secretario general de la ONU Ban Ki-moon solicitó coordinar la ayuda internacional, precisó que se reunirá con líderes haitianos, visitará la clínica Gheskio de Puerto Príncipe y entregará ayuda.
“Más de tres semanas después del terremoto, los esfuerzos de asistencia en Haití están logrando responder a las necesidades, pero el largo camino hacia la recuperación recién empieza”, dijo Clinton.
El ex presidente visitó Puerto Príncipe el 18 de enero, seis días después del terremoto que dejó unos 200,000 muertos.
La Fundación Clinton de Nueva York dijo que el ex presidente entregará “agua, alimentos, medicamentos, linternas solares, radios portátiles y generadores”.
Estadounidenses
a la justicia
Mientras tanto, los diez estadounidenses sospechosos de haber intentado sacar ilegalmente de Haití a 30 niños, comparecieron ayer jueves ante la justicia, pero las autoridades lamentaron que ese caso gane el escenario en detrimento de la necesaria ayuda y la reconstrucción del país.
Tres semanas después del sismo que mató al menos a 200,000 personas, el grupo de bautistas norteamericanos detenidos llegó a la fiscalía de Puerto Príncipe, donde conocerían una eventual acusación.
“Tenemos confianza en Dios de que esto terminará bien”, declaró al llegar una integrante del grupo.
El abogado de los diez norteamericanos estimó que sólo uno de ellos será procesado por la justicia haitiana.
“En mi opinión, son todos inocentes, pero la justicia podría procesar al responsable del grupo”, indicó a la AFP Edwin Coq, el abogado de esos bautistas estadounidenses, aunque no precisó de cuál de ellos se trataba.
Laura Silsby, de la asociación de caridad “El refugio para una nueva vida de los niños”, con sede en Idaho (noroeste de EU), se había presentado hasta ahora como la responsable del grupo. “Sólo vinimos a ayudar a los niños. Teníamos buenas intenciones”, afirmó.
Los diez estadounidenses fueron detenidos el viernes, cerca de la frontera con República Dominicana, con 33 niños haitianos de entre dos meses y 12 años. Algunos de ellos fueron reclamados luego por personas que dijeron ser sus padres.
La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, el miércoles calificó el episodio como un “malentendido”. “Conversamos con el gobierno de Haití del trato que corresponde darle”, dijo.
Bellerive lamentó que este caso esté atrapando la atención de los haitianos, “que hablan más de diez personas que del otro millón que sufre en las calles”.
Unicef preocupada
Como dándole la razón, la Unicef estimó desde Ginebra (Suiza), que el sismo del 12 de enero había provocado “la más grave crisis de protección de los niños jamás vista”, como consecuencia del gran número de huérfanos y niños separados de sus padres.
“Los riesgos de trata de niños, de la venta de niños en condiciones próximas a la esclavitud o la adopción ilegal son significativos”, declaró la directora general adjunta del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Hilde Johnson.
Recordó que “cerca del 40% de los haitianos tiene menos de 14 años”, y que antes del sismo, 300,000 niños haitianos vivían en orfanatos.
En momentos en que mal que bien la ayuda internacional está llegando al país, el ex presidente estadounidense Bill Clinton volverá el viernes a Haití por segunda vez desde el terremoto, anunció su fundación.
El ex mandatario, que ya es enviado especial de las Naciones Unidas para Haití, fue designado el miércoles coordinador de la ayuda internacional para ese país por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Clinton copreside con el ex presidente norteamericano George W. Bush una fundación encargada de recaudar fondos para ayudar a Haití.
Un experto de la ONU propuso el jueves “la inmediata anulación de la deuda de Haití” con los organismos financieros multilaterales para que el país pueda recuperarse del sismo.