Internacionales

Indígenas de Ecuador suspenden “levantamiento”


QUITO / AFP

El movimiento indígena ecuatoriano anunció ayer martes que suspendió temporalmente un “levantamiento” contra el gobierno iniciado el lunes y que dejó cuatro detenidos y varios lesionados. El presidente Correa dijo que la convocatoria fue un “completo fracaso”.
“Entramos en una fase de una suspensión momentánea porque el señor presidente ha dicho: suspendan la medida de hecho y dialoguemos”, declaró el dirigente Humberto Cholango, luego de llamados a la cordura y al debate por parte de Correa.
“Hemos aceptado un diálogo con el Ejecutivo. Vamos a suspender estos días cívicos (de protesta)”, apuntó a su vez Marlon Santi, Presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), cuyos miembros bloquearon parcialmente algunas vías durante la protesta en la que se registraron leves enfrentamientos con la Policía y varios lesionados.
El ministro de Gobierno (Interior), Gustavo Jalkh, precisó el martes que cuatro personas fueron detenidas y añadió que la suspensión de las manifestaciones “abre los espacios necesarios para continuar con el diálogo, al que nunca ha estado cerrado” el Ejecutivo.
Estimó que el “paro no tuvo mayor convocatoria” y que “aspiramos que se resuelvan discrepancias”.
La Conaie (la principal organización indígena) convocó al “levantamiento” contra el gobierno por impulsar un proyecto de ley sobre el manejo del agua --que será analizada por la Asamblea Legislativa, controlada por el oficialismo-- y en defensa de los recursos naturales
Sin considerar una derrota, la dirigencia de los aborígenes confirmó que se reunirá en las próximas horas con representantes del Ejecutivo para exponer sus reclamos, como evitar que el agua sea privatizada para utilizarla en la minería, algo que el gobierno asegura que no hará.
Además, plantean evitar la explotación de la minería a gran escala y de petróleo en sus territorios.
Correa, quien el lunes anticipó el “completo fracaso” de la revuelta, y al que los indígenas plantearon hablar directamente, viaja el martes al puerto pesquero de Manta (suroeste) para reunirse con organizaciones campesinas sobre desarrollo rural y agua.
“El levantamiento ha sido un completo fracaso, pero hago nuevamente un llamado a la unidad. Con los compañeros indígenas es mucho más lo que nos une que lo que nos separa”, declaró el mandatario, y apuntó que “nosotros no nos creemos victoriosos. Todos perdemos, se divide el país”.
Pero los nativos señalaron que la suspensión es momentánea. “En caso de que no resulte el diálogo, estaremos de regreso” a la protesta, manifestó el dirigente César Umajinga, prefecto (gobernador) de la provincia andina de Cotopaxi (sur).